MIS VACACIONES DE SOL Y MAR.

Felizmente ya está a la venta el cuaderno infantil “Mis vacaciones de sol y mar” de la querida amiga y poetisa velasqueña María Josefa Reyes Hidalgo
Publicamos el prólogo que escribiera el colega Waldo González López y la décima “Paisaje” que forma parte de este cuaderno, y algo muy importante, al final también incluimos el link para que pueda adquirirlo.

PARA VOLAR AL PAÍS DE LA INFANCIA

Con este título la autora María Josefa Reyes Hidalgo les dedica a los niños un haz de relatos y versos.
De esta suerte, combina sus narraciones y poemas con indudable fortuna. Y esto-valga decirlo- no es común en la literatura que se escribe para los pequeños. Ello, a no dudarlo, resulta otro mérito de la poetisa-narradora (o viceversa) María Josefa.
La fina sensibilidad de la creadora se corrobora una vez más en estas prosas y versos de delicada raigambre. Se advierte en la lectura de su cuadernillo el hondo conocimiento del mundo infantil, para el que escoge (y acierta) sus temas, tan propios a ese escucha o lector, de acuerdo con su edad.
Claro, esas ganancias sólo son posibles en un espíritu de tal solidez, al punto de que fusiona fineza y ternura con las asiduas lecturas de la mejor poesía y narrativa escrita en nuestra lengua para los pequeños. Y es que con dichas virtudes, la poetisa-narradora evoca no pocos momentos de su niñez que-nostalgia mediante- favorecen su entrega y llega aún más a los receptores.
Otro rasgo de valía en Mis vacaciones de sol y mar es el efectivo tratamiento del lenguaje que revela en la autora el conocimiento de la psiquis infantil.
En consonancia con tal virtud, María Josefa no escribe para pequeños edulcurados ni “perfectos”, no. Sus chicos son como todos: pícaros, lúcidos y, a ratos, ¿por qué no? intranquilos, según acontece en esta etapa de la vida cuando se está descubriendo y aprendiendo todo.
Así es este librillo con innegables valores que aplaudo con el entusiasmo que me produce la calidad literaria, más aún, cuando se trata de la palabra empeñada en los sueños y las razones para “los que saben querer”, por decirlo con José Martí.
Con su valioso regalo para todas las edades:Mis vacaciones de sol y mar, María Josefa Reyes Hidalgo ofrece a la infancia-y a los “mayores” que, por suerte, todavía no han dejado de “soñar despiertos” (como quería mi admirado colegamigo Eliseo Diego)- la posibilidad de volar al país de la infancia que nunca jamás olvidaremos.

WALDO GONZÁLEZ LÓPEZ
Poeta, ensayista, crítico literario y teatral, periodista cultural

PAISAJE

Gris horizonte se cierra
tras los mangles sumergidos,
que suspiran en sus nidos
con las raíces en tierra.
Prefiero más que la sierra
este paisaje sin par,
porque cuando voy al mar
como sirena me siento
arrullada por el viento.
que me convida a volar.

http://lm.facebook.com/l.php?u=http%3A%2F%2Fwww.publicacionesentrelineas.com%2F%23%21mara-josefa-reyes-hidalgo%2Fc23ta&h=2AQG_ryEO&s=1

Anuncios

EL CORCHO

Hace años, un inspector visitó una escuela primaria. En su recorrido observó algo que le llamó poderosamente la atención. Una maestra estaba atrincherada atrás de su escritorio, los alumnos hacían gran desorden y el cuadro era caótico.
Decidió presentarse:
– Permiso, soy el inspector de turno… ¿algún problema?
– Estoy abrumada señor, no sé qué hacer con estos chicos… No tengo láminas, el Ministerio no me manda material didáctico, no tengo nada nuevo que mostrarles ni qué decirles…
El inspector, que era un docente de alma, vio un corcho en el desordenado escritorio. Lo tomó y con aplomo se dirigió a los chicos:
– ¿Qué es esto?
– Un corcho señor… -gritaron los alumnos sorprendidos.
– Bien, ¿De dónde sale el corcho?
– De la botella señor. Lo coloca una máquina, de un árbol… de la madera… -respondían animosos los niños.
– ¿Y qué se puede hacer con madera? -continuaba entusiasta el docente.
– Sillas…, una mesa…, un barco…
– Bien, tenemos un barco. ¿Quién lo dibuja? ¿Quién hace un mapa en el pizarrón y coloca el puerto más cercano para nuestro barquito? Escriban a qué provincia  pertenece. ¿Y cuál es el otro puerto más cercano? ¿A qué país corresponde? ¿Qué poeta conocen que allí nació? ¿Qué produce esta región? ¿Quién recuerda una canción de este lugar?
Y comenzó una tarea de geografía, de historia, de música, economía, literatura, religión, etc.
La maestra quedó impresionada. Al terminar la clase le dijo conmovida:
– Señor, nunca olvidaré lo que me enseñó hoy. Muchas Gracias.
Pasó el tiempo. El inspector volvió a la escuela y buscó a la maestra. Estaba acurrucada atrás de su escritorio, los alumnos otra vez en total desorden…
– Señorita… ¿Qué pasó? ¿No se acuerda de mí?
– Sí señor. ¡Cómo olvidarme! Qué suerte que regresó. No encuentro el corcho. ¿Dónde lo dejó?

MORALEJA

Debemos darle paso a nuestra creatividad y dejar que nuestra imaginación despierte y nos dé las respuestas… Imaginar… Imaginar… es algo así como soñar despierto, es transformar con la mente todo aquello que nos parece que no puede modificarse…
La vida nos regala todos los días pequeños instantes en donde somos sus grandes artistas, sin embargo muchos sólo se quejan, se aburren, o sólo esperan que otros den sentido a sus días…
La creatividad despierta el poder que duerme en nuestra imaginación; es osadía, aventura para descubrir y aprender de los cambios; es respuesta hábil, no impotencia explicada o reclamo por lo que nos falta.

Frank Castel González

Tomado de http://www.cubaliteraria.cu/revista/laletradelescriba/n106/articulo-2.html

Frank-Castell

 

FOTOGRAFÍAS, POSTALES Y UN PAÍS.

Navegantes de lejanas tierras,
¿quién ha dicho que mi patria es solamente el milagro?
¿Quién asegura el otro sueño,
la razón más pura que me guía?
Las tardes reconfortan cuando deambulo
y nadie me pregunta por el porvenir.
Ustedes no entienden,
nunca entienden
porque han salido a buscar el aire limpio de un país minúsculo.
Qué les importa el parque donde no existe Dios,
ni el mendigo debajo del almendro.
Tampoco entienden los poemas
o las imágenes que sus cámaras desnudan.
Qué pueden saber de este país,
paraíso de una foto vacía y eterna.

Nuvia Estévez Machado

Tomado de https://nuviadesdeelfondo.wordpress.com/2015/07/29/danza-del-equilibrio/

DANZA DEL EQUILIBRIO

Mi hija baila rock montada en el equilibrio
se ha soltado el pelo
y rompe la cabeza contra el piso
es acróbata malabarista
se empeña en domesticar leones
dice que son mansos
que ya no mojarán su barba en el estiércol
Mi hija huye de las manzanas
anda en busca de cardos para agujerearse la frente
ella que un día fue Penélope
ahora se retuerce en una esquina
se esconde de los perros
de los transeúntes
lanza la piel contra el asfalto
y allí queda
allí queda mi pequeña
mi santa
mi maldita inocencia

EN LOS BRAZOS DEL OLVIDO

Puedo arrancar del camino
esta soledad de alcohol
y camuflar un bemol
en mi canto peregrino
Puedo recordar el trino
del ave que no ha volado.
Puedo viajar al pasado
sin asomos de tristeza.
Puedo ser la única pieza
que no encaja en lo soñado.

Puedo ser algún obrero
que ensaya huelgas de amor
o el jinete soñador
que cabalga en tu sendero.
Puedo ser el agorero
halcón que regresa al brazo
de su dueña. No hay ocaso
de rima al atardecer
y el nombre de una mujer
me persigue en cada paso.

Puede que el tiempo se esfume
tras la nube pasajera,
puede que la primavera
se confunda en tu perfume.
Puede que el dolor te abrume
cuando dicten la sentencia.
La sobredosis de ausencia
no te salva de lo triste
y aquello que perseguiste
fue parte de tu inocencia.

Puede que todo se acabe:
el tiempo, la cercanía,
la puerta hacia el nuevo día,
lo que de sobra se sabe.
Pueda que no vuelva el ave
por el pichón en el nido.
Ahora que me suicido
con sobrantes de aguardiente,
puede que muera inocente
en los brazos del olvido.

Agustín Serrano Santiesteban

ROBERTO MANZANO DIAZ

Tomado de odiseoenelerebo.blogspot.com/2010_01_01_archive.html

SI ME DESMEMORIARA, A DÓNDE IRÍA

Si me desmemoriara, a dónde iría!
A dónde, sin memoria, sino a un aire sin soplo,
a unas libras de tierra ya dispersa,
hacia un pozo sin bordes ni gravedad instantánea.

Si me desmemoriara estallaría infértil, sin aviso.
Quién pondría por mí las letras en la página?
Quién saldría o entraría por los portillos?
Sobre qué silla se sentaría el alma?

Yo tengo que venir de lejos, porque vengo de lejos.
Tengo que acicalar los círculos.
Tengo que sostener estas figuras contra el viento.
Y tengo que pasarlas, en su luz, a los hijos.
Tan sólo así, pasando estas visiones por el hilo,
estaré un día junto a ellos, ya incluido.

Yo he pisado la hierba que aquellos pies pisaron.
He encendido las brasas que otros encendieron.
Brindé alzando los mismos frascos,
con los mismos silencios, con los mismos bullicios.
Y me senté a torcer unas pocas palabras
en idénticos quicios.

Volví y volví, volviendo siempre:
junté y junté, juntando siempre:
surqué y surqué, surcando siempre:
cuando se cierre, sólido de sombra y de esperanza,
el horizonte para alcanzar otros horizontes fugitivos,
estaré dentro del nuevo espacio, acordándome de todo.

KARINA MORA SÁNCHEZ

DEL EPISTOLARIO DEL HÉROE

Carta a la esposa

Silvio Rodríguez de fondo

Amada:
Supón que lejos me voy hacia una segura muerte. No llevo armadura ni fusil. Solo unos viejos artilugios y complejos guardados. Versos sencillos. Un recetario. Estribillos de canciones. Una foto familiar. Un terremoto de inviernos en los bolsillos.
Llevo escondido un dibujo. Un relicario. Una horda. Una instantánea de Korda. El recuerdo de tu embrujo. Una corbata de lujo. Un pañuelo. Una bengala reminiscente que exhala poca luz. Aunque me escombre jamás olvides mi nombre. Solo me queda una bala.
Soy un soldado. Quizás más viejo, un poco más alto. Un Quijote en sobresalto con sus molinos detrás. Amada si crees que vas a renegar mi heroísmo no me esperes, ni yo mismo se desatar las amarras de la voz con que desgarras mi historia de dulce abismo.
Voy desafiando gigantes. Su embestida, su lujuria. Sanan tus besos mi furia como sabios Rocinantes. Escuderos nigromantes tus ojos en mi mirada. Y si la muerte cansada de morir sigue mis pasos no culpes a nadie.

Abrazos.

No olvides mi nombre,
amada.

DAYKEL ANGULO AGUILERA

Tomado de lamujerrota.blogspot.com/2008/03/historia-bblica-censurada.html

HISTORIA BÍBLICA CENSURADA

Para Jane, una más de las distintas,
mi amiga…

Eva cuelga su hoja de parra
en el manzano
sin saber a ciencia cierta
a quién traiciona.

Eva se escapa:
la serpiente
abre surcos prohibidos en la hierba
segura de tenerla a sus espaldas
-lo prohibido será
como serán las hojas y los frutos-.

Eva se va tras Eva
y en la prisa de amar lo semejante
apenas logra recordar
si Adán existe.

MIROSLABA PÉREZ DOPASO

ÍNTIMO DISCURSO SOBRE EL PIANO

I

Hoy la ciudad
es un plagio del infierno,
se deleita en el golpe
me arrastra
consume los pasos minutos
en que existo
y se acredita el hundimiento
diluyendo tu voz sobre
el asfalto.
Te ha secuestrado la ausencia.
Ya aborté todos los caminos
no queda opción
más que acariciar las piedras
que delatan el regreso
a ningún sitio.
Tan lejos de mí estoy
que la soledad se espanta
de no encontrarme,
mi ruego estalla
y mis dedos impotentes
apuran el abrazo imposible
desde ese hilo diabólico
que te aísla de mi muerte.