Domingo Peña González

IDENTIDAD

En Cuba moriré, sin desespero,
convencido en la cruz de mi alegría;
beodo en la sublime tontería,
pensando en la emoción de su hormiguero.

Lunes será: burgués o limosnero
de tinta ilusionada y mano abierta;
oídos responsables, boca incierta
para el salmo infeliz que odio y venero.

Como arena de oscura algarabía
sigo en este país, la patria mía,
la de mi infancia en flor, con aguacero…

Donde crece la palma, donde austero
guijarro de ella soy. En Cuba muero,
sencillo en mi cadáver todavía.

Anuncios

Resultados en concursos

OLYMPUS DIGITAL CAMERA
Con mi hija en casa.

Amigas y amigos:
He tenido una semana de mucho trabajo y me fue imposible actualizar el blog, solo entré a mi página de facebook para dejar algo pero rapidito.
En la próxima los actualizo de lo que está ocurriendo por acá.
Estoy muy feliz pues entre agosto y septiembre alcancé resultados positivos en cuatro concursos de poesía y los comparto con ustedes.
• Mención especial en el I Certamen de soneto “Reloj de sol” 15 de septiembre de 2016 en http://www.letrascomoespada.com de Toledo España.
• Mención especial en el II Certamen de poesía “Reloj de sol” 15 de septiembre de 2016 en http://www.letrascomoespada.com de Toledo España.
• Mención especial en el I Certamen de soneto “Mesa de Ocaña” 15 de agosto de 2016 en http://www.letrascomoespada.com de Toledo España.
• Mención especial en el II Certamen de poesía “Mesa de Ocaña” 15 de agosto de 2016 en http://www.letrascomoespada.com de Toledo España.
Vaya, que he estado arañando el premio, pero parece que todavía no me toca, seguiré insistiendo.
Nos vemos. Un abrazo desde Velasco. Holguín. Cuba.

Marcelo Leal Moreno

marcelo

LA CASA DEL LOBO GRIS

I
Donde se verá la vida bajo amenazas y muerte del lobo
gris cuya suerte está en mis manos se olvida a quien no
tiene cabida animal viejo con bríos Lo cazaré por los
ríos Lista mi lanza y mi flecha lo cazaré cualquier fecha
Yo lo juro por los míos

IV
Anacrónica es su vida
un arte fuera de espacio
bufón y desde un palacio
al borde de una estampida.
por las malas va la vida
desdibujando en el suelo
algún enigma un consuelo
demasiado enfermo todo
para enfrentar otro modo
y romper por fin el cielo

V
Boceto soy donde existe
un pan negro de domingo
y algún hombre que distingo
cuando espanta un perro triste
El que marcha nunca existe
sin importarle el arroz
calcinado en el adiós
casi lleno de ilusiones
y que guarda en sus legiones
todo el olvido de Dios.

Eliecer Almaguer

eliecer

DISECCIÓN DE LA POESÍA

La poesía no está en ninguna parte
quién dijo que sea lírico el canto de las aves
quién hizo creer el artificio de que las flores son poéticas.
Las rosas son niñas profanadas
niñas violadas pétalo por pétalo.
Quién nos engañó hablando de la belleza trascendente.
Podrías leer un poema de Li Tai Po donde se hablara de cigarras
y de estanques de loto
de un cuerpo similar a la nota de los bambúes en el viento.
Podrías leer un poema de esta índole
pensando en que ayer violaron a una niña
y su cuerpecito tumefacto daba un tinte violáceo
a las corrientes.
Maldito el hermoso Li Tai Po y la serenidad de su mundo
malditos los poemas que hablan de cigarras
de un cuerpo que puede equipararse
al canto delicado de las flautas.

IRELA CASAÑAS HIJUELOS

 

irela

ESTACIÓN PARA PENSAR

Ya se siente el calor que vendrá.
Las nubes cubrirán nuestro cielo cercado
pero no habrá aguacero suficiente
para aliviar el polvo capital.
En cada amanecer
un nuevo loco será visto andando
y muchos pensaremos así no quiero terminar.
Porque sabemos
que algo se ha roto muy adentro
Algo que debería calmarnos ya no está.
Empezamos a sentir ese temor
por lo que puedan decir nuestras bocas
y lo que puedan ver nuestros ojos
si finalmente la lluvia los aclara.

Angel Escobar

Tomado de POETAS SIGLO XXI – ANTOLOGIA DE POESIA MUNDIAL + 19.100 POETAS: Editor: Fernando Sabido Sánchez

angel Escobar2.jpg

EPIGRAMA FATAL

Quién fuera Isolina Carrillo–
que compuso Dos gardenias,
un bolero que escucha toda América,
y no Angel Escobar–
que escribió Abuso de confianza–
tuvo que pagar para que lo editaran,
y no lo lee ni su primo más cercano.

LA TRISTE HISTORIA DEL ELEFANTE

Elefante

Cuando yo era chico me encantaban los circos. Lo que más me gustaba eran los animales, y mi preferido era el elefante.
Durante la función, la enorme bestia impresionaba a todos por su peso, su tamaño y su descomunal fuerza. Pero, después de la actuación y hasta un rato antes de volver al escenario, uno podía encontrar al elefante detrás de la carpa principal, con una pata encadenada a una pequeña estaca clavada en el suelo. La estaca era solo un minúsculo pedazo de madera, apenas enterrado superficialmente. Y aunque la cadena era gruesa y poderosa, me parecía obvio que ese animal, capaz de arrancar un árbol de cuajo, podría arrancar la estaca y huir. El misterio era evidente: por qué el elefante no huía, si podía arrancar la estaca con el mismo esfuerzo que yo necesitaría para romper un fósforo? ¿Qué fuerza misteriosa lo mantenía atado?
Tenía 7 u 8 años, y todavía confiaba en la sabiduría de los mayores. Pregunté entonces a mis padres, maestros y tíos, buscando respuesta a ese misterio. No obtuve una coherente. Alguien me explicó que el elefante no escapaba porque estaba amaestrado. Hice entonces la pregunta obvia: ¿Y si está amaestrado, por qué lo encadenan? No recuerdo haber recibido ninguna explicación satisfactoria.
Con el tiempo olvidé el misterio del elefante y de la estaca, y solo lo recordaba cuando me encontraba con personas que me daban respuestas incoherentes, por salir del paso, y, un par de veces, con personas que se habían hecho la misma pregunta. Hasta que hace unos días me encontré con una persona, lo suficientemente sabia, que me dio una respuesta que al fin me satisfizo: el elefante no escapa porque ha estado atado a una estaca parecida desde que era muy pequeño.
Cerré los ojos y me imaginé al elefantito, con solo unos días de nacido, sujeto a la estaca. Estoy seguro de que en aquel momento empujó, haló y sacudió tratando de soltarse. Y a pesar de todo su esfuerzo no pudo hacerlo: la estaca era muy fuerte para él. Podría jurar que el primer día se durmió agotado por el esfuerzo infructuoso, y que al día siguiente volvió a probar, y también al otro y al de más allá… Hasta que un día, un triste día, el animal aceptó su impotencia, se resignó a su destino y dejó de luchar para liberarse.
Este elefante enorme y poderoso no escapa porque cree que no puede hacerlo. Tiene grabado en la mente el recuerdo de sus inútiles esfuerzos de entonces, y ha dejado de luchar. Nunca más ha tratado de poner a prueba su fuerza.
Cada uno de nosotros es un poco como ese elefante: vamos por el mundo atados a cientos de estacas que nos restan libertad. Creemos que no podemos con un montón de cosas, simplemente porque alguna vez probamos y no pudimos. Grabamos en nuestra mente esas palabras: no puedo, nunca podré.
La única manera de saber cuáles son nuestras limitaciones ahora es intentar de nuevo, poniendo en ello todo el corazón.

Los escritores siempre se las arreglan para publicar.

Desde principios de año estoy trabajando en un taller literario con un grupo de escritores y principiantes en el oficio, en el barrio conocido como Centro de Guabasiabo, cerca de San Felipe de Uñas. En el encuentro de junio una de mis talleristas se me acercó y me mostró uno de sus poemas en una publicación que quiero compartir con ustedes.
Isabel García Granados, hace algunos años nos decía en una entrevista para su programa “Comentando” en Radio Angulo a María Josefa Reyes Hidalgo y a mí, que los escritores siempre se la ingeniaban para publicar y tenía toda la razón.

El poema

El libro

Como pueden ver la amiga Rubiseida incluyó su poema Corazón solitario en esta selección que se titula El sagrado silencio del valle del Editor Wency Rosales, donde aparece junto a varios poetas holguineros de probada valía. El libro está en venta en Internet, embúllece y cómprelo.

La Herradura, siempre nuestra playa.

Amigas y amigos, como prometí les dejo algunas de las fotos que tomé en playa La Herradura, muchos recordarán la playa de su infancia, otros quizás piensen en visitarla algún día, los primeros saben que siempre será nuestra playa.

OLYMPUS DIGITAL CAMERA
OLYMPUS DIGITAL CAMERA
OLYMPUS DIGITAL CAMERA
OLYMPUS DIGITAL CAMERA
OLYMPUS DIGITAL CAMERA
OLYMPUS DIGITAL CAMERA
OLYMPUS DIGITAL CAMERA
OLYMPUS DIGITAL CAMERA
OLYMPUS DIGITAL CAMERA
OLYMPUS DIGITAL CAMERA
OLYMPUS DIGITAL CAMERA
OLYMPUS DIGITAL CAMERA
OLYMPUS DIGITAL CAMERA
OLYMPUS DIGITAL CAMERA
OLYMPUS DIGITAL CAMERA
OLYMPUS DIGITAL CAMERA
OLYMPUS DIGITAL CAMERA
OLYMPUS DIGITAL CAMERA
OLYMPUS DIGITAL CAMERA
OLYMPUS DIGITAL CAMERA
OLYMPUS DIGITAL CAMERA
OLYMPUS DIGITAL CAMERA
OLYMPUS DIGITAL CAMERA
OLYMPUS DIGITAL CAMERA
OLYMPUS DIGITAL CAMERA
OLYMPUS DIGITAL CAMERA

Para cerrar les dejo esta décima incluida en mi cuaderno Instantes en la memoria que glosa versos de Renael González Batista

Mar es un vidrio sonoro
roto en húmedos pedazos.
Renael González

Mar es un vidrio sonoro,
gigante de azul y viento,
Mar es ola, movimiento,
rielar continuo del oro.
Mar es antiguo tesoro,
tritón de espumosos brazos.
Mar es lluvia de sargazos,
paraíso de sirenas.
Mar es bullicio de arenas
roto en húmedos pedazos.

Hola, amigas y amigos

Hola , un saludo grande para todas y todos, he tenido serias dificultades con la conexión a Internet  por más de 15 días, he estado accediendo desde una conexión lenta que me impide actualizar el blog; ya tengo por acá las imágenes de la Playa La Herradura que prometí y nuevas informaciones, espero en unos pocos días actualizar el blog, les pido disculpas y paciencia.

Un abrazo desde Velasco, que tengan un feliz día.

 

Agustín