Un poema de Ángela Figuera Aymerich

indice

Ángela Figuera Aymerich, escritora española, una de las principales figuras de la denominada poesía desarraigada de la Primera Generación de Postguerra española.
Fecha de nacimiento: 30 de octubre de 1902, Bilbao, España
Fecha de la muerte: 2 de abril de 1984, Madrid, España
Datos tomados de https://es.wikipedia.org/wiki/Ángela_Figuera_Aymerich

Agradezco al buen amigo, Alejandro Querejeta, por dejarnos acceder a través de su página de facebook a la lectura de este magnífico poema, que comparto con ustedes.

BELLEZA CRUEL

Dadme un espeso corazón de barro,
dadme unos ojos de diamante enjuto,
boca de amianto, congeladas venas,
duras espaldas que acaricie el aire.
Quiero dormir a gusto cada noche.
Quiero cantar a estilo de jilguero.
Quiero vivir y amar sin que me pese
ese saber y oír y darme cuenta;
este mirar a diario de hito en hito
todo el revés atroz de la medalla.
Quiero reír al sol sin que me asombre
que este existir de balde, sobreviva,
con tanta muerte suelta por las calles.

Quiero cruzar alegre entre la gente
sin que me cause miedo la mirada
de los que labran tierra golpe a golpe,
de los que roen tiempo palmo a palmo,
de los que llenan pozos gota a gota.

Porque es lo cierto que me da vergüenza,
que se me para el pulso y la sonrisa
cuando contemplo el rostro y el vestido
de tantos hombres con el miedo al hombro,
de tantos hombres con el hambre a cuestas,
de tantas frentes con la piel quemada
por la escondida rabia de la sangre.

Porque es lo cierto que me asusta verme
las manos limpias persiguiendo a tontas
mis mariposas de papel o versos.
Porque es lo cierto que empecé cantando
para poner a salvo mis juguetes,
pero ahora estoy aquí mordiendo el polvo,
y me confieso y pido a los que pasan
que me perdonen pronto tantas cosas.

Que me perdonen esta miel tan dulce
sobre los labios, y el silencio noble
de mis almohadas, y mi Dios tan fácil
y este llorar con arte y preceptiva
penas de quita y pon prefabricadas.

Que me perdonen todos este lujo,
este tremendo lujo de ir hallando
tanta belleza en tierra, mar y cielo,
tanta belleza devorada a solas,
tanta belleza cruel, tanta belleza.

Ángela Figuera Aymerich

Anuncios

Gilberto Fernández Castillo

En el encuentro “Ciudades del mar” desarrollado en Puerto Padre en el mes de octubre este poema alcanzó unos de los tres primeros premios otorgados por el jurado.
Participaron en este evento poetas de Gibara, Velasco y la ciudad sede.
También hubo un intercambio entre homólogos de las direcciones municipales de cultura de Gibara y Puerto Padre.
Hay intención de mantener el intercambio de forma anual, de hecho ya los anfitriones fueron invitados por los gibareños para que estén en las celebraciones por el 200 aniversario de la Villa Blanca en enero de 2017.
Los dejo con el poema y espero que les guste.

DIALÉCTICA

Se refugia la esperanza
en un trozo de papel.
La espera es como un cincel
que desgarra la confianza.
Reina la desesperanza,
mi casa es un espejismo.
La daga del pesimismo
eterniza mi aflicción.
Dios, no encuentro la oración
que me salve del abismo.

Urge firmar otro pacto
con el sol de la memoria
el sendero de esta historia
se va tornando inexacto.
El futuro: un lienzo abstracto
de indescriptible orfandad.
Esparce la falsedad
su germen aborrecible,
el odio en su impredecible
viaje por la humanidad.

¿Será contraproducente
dar abrigo a la inocencia?
¿Hemos perdido la esencia,
que hizo al alma transparente?
¿Es un acto intrascendente
sucumbir a lo letal?
Se proscribe lo inmortal,
la historia transgrede el mito,
falsos dioses de granito
cayeron del pedestal.

Dos poemas premiados de Agustín Serrano

Amigas y amigos:

He tenido la suerte de alcanzar algunos reconocimeintos y hoy quiero compartir los textos que recibieran mención especial  en el Concurso “PALABRA TRAS PALABRA” Blog Concursos Literarios en Español

CONCURSO DE MICROPOESÍA “PALABRA TRAS PALABRA” Blog Concursos Literarios en Español
Mención Especial del Jurado

AUSENCIA

Anhelo fugado en masa
sobre un barco de papel,
ausencia del timonel
que deja en sombras la casa.
Tedio sin piedad que arrasa
cada recuerdo, dolencia
en el pecho, permanencia
de sombras, huellas y olvido,
sufre el hombre que ha perdido
para siempre la inocencia.

IV CONCURSO DE SONETOS “PALABRA TRAS PALABRA” Blog Concursos Literarios en Español
Mención Especial del Jurado

PORQUE SOMOS IMÁGENES DE ARCHIVO

Todo queda en imágenes de archivo
y hasta la sombra pasajera expira,
persiste únicamente la mentira
como un germen insólito y lascivo.

Huye el amor, el tiempo de la suerte
como un rayo fugado en la memoria
y perecen los sueños por la euforia
falsa, en el cruel instante de la muerte.

Termina todo al paso de los años
y quedan las ideas tal vez ciertas,
la soledad ardiente en su conjuro.

Y somos presa de los desengaños,
centinelas fugaces en las puertas
que nos vedan las rutas al futuro.

Yolvi Efraín Cauro

yolvi

Poeta venezolano (Araure, Portuguesa, 1989). Es técnico en informática. Textos suyos han sido publicados en periódicos y revistas de su país. Forma parte de la selección Voces en azul; IV antología del Liceo Poético de Benidorm (Editorial Germania, España, 2012) y Poemas de amor; III antología poética (Editorial Mablaz, Madrid. España, 2014). Galardonado recientemen con el Primer Premio en el Certamen Internacional de Poesìa “Reloj de Sol”.(España, 2016). Ha publicado el poemario Letra concreta (Fundación Editorial El Perro y la Rana, Caracas, Venezuela, 2010).

Arquetipos y esplendores

Ocaso, ¿tus señales son honestas?
Tiempo, espacio y materia, son verdades,
intuiciones, que aguantan tempestades,
parecen inmutables… las apuestas.

Mas, ¿lo resuelven todo estas propuestas?
Lo increíble no sabe de unidades,
de ecuaciones, ¡le sobran las deidades!,
lo increíble atesora las respuestas.

¿Qué guardan las estrellas tras sus brillos?
Relumbran las costillas de este pecio,
que emerge y pone rumbo a sus anillos.

Sospecho, compañero, con mi aprecio,
que vivirás de sed… y sin pestillos.
¿Ser un esclavo de la luz o un necio?

Agustín Serrano Santiesteban

Atin

ENTRE DISCOS Y RECUERDOS

Guardo tus pequeñas cosas,
un viejo poema de amor;
el sitio donde el dolor
nos aguarda. Pierdo rosas,
nanas del azar, sinuosas
oquedades de la infancia;
un barrio cuya fragancia
se esfumó con el estío.
Serrat, me taladra el frío
perverso de la ignorancia.

Les sorprende mi locura,
mi obsesión por la tristeza;
la nostalgia que regresa
sin un aire de ternura.
Han deshecho mi armadura
con un golpe de traición.
Grito, pierdo la razón,
sufro un dolor que no tengo;
mas nada importa, yo vengo
a ofrecer mi corazón.

Y qué será al día siguiente
todo el alud de la vida.
Uno, a veces se suicida
sin razón, o se arrepiente
de los sueños, de la gente.
Por favor, Víctor Manuel,
sálvame de ser infiel,
de ser víctima o cautivo,
porque cada vez que escribo
dejo sangre en el papel.

Argel Fernández Granado

Un placer publicar esta décima de Argel, que escuché por vez primera en un encuentro de escritores rurales, es un regalo para todos y todas, y en especial para los que no olvidamos ser guajiros.

DÍGANME GUAJIRO A MÍ

Díganme guajiro a mí,
que yo sí nací guajiro,
soy puro monte y no aspiro
a ser lo que nunca fui.
El lugar donde nací
se quedó en la lejanía,
pero allá voy cada día
cabalgando el pensamiento,
en busca del fundamento
verde de mi poesía.

Díganme guajiro a mí,
que yo sí nací guajiro
y el sol con que yo me inspiro
siempre nace por Maisí.
Con la estrella de Martí,
que me sirve como guía,
me adentro en la algarabía
de urbes de asfalto y cemento,
con un estremecimiento
de jíbaro todavía.

Díganme guajiro a mí,
que yo sí nací guajiro
y el aire que yo respiro
huele a machete mambí.
Toda el agua que bebí
fue de una cañada fría,
y el río, que me veía
cruzarlo a nado, contento,
me dio en su líquido aliento
los peces que concebía.

Díganme guajiro a mí,
que yo sí nací guajiro
y cuando en derredor miro
pienso que nada perdí.
Todo del monte aprendí
como de la serventía,
con la ceiba y la baría
aprendí el canto del viento
y el buey, con su paso lento
me enseñó lo que sabía.

Vivir es una porfía
de razón y sentimiento,
que en un viraje violento
de la ruta nos desvía.
Por esa extraña ironía
mi risa se hizo suspiro,
pero aquí estoy, no retiro
la palabra que ofrecí.
¡Díganme guajiro a mí,
que yo sí nací guajiro!

55º CONCURSO INTERNACIONAL DE POESIA Y NARRATIVA “HERMANANDO PALABRAS 2017”

Tomada de Facebook: Instituto Cultural Latinoamericano

55º CONCURSO INTERNACIONAL DE POESIA Y NARRATIVA
“HERMANANDO PALABRAS 2017”

El Instituto Cultural Latinoamericano desde su nacimiento en el año 2000 se propuso brindar un espacio de oportunidades, es por eso que invita a autores mayores de 16 años, a participar del 55º Concurso Internacional de Poesía y Narrativa “HERMANANDO PALABRAS 2017”. Las obras deberán ser inéditas, no premiadas con anterioridad, tema libre, en idioma español.
PUEDEN PARTICIPAR CON:
POESIA: de 3 a 7 poemas, con un máximo de 30 líneas cada uno.
NARRATIVA: mínimo 90 líneas, máximo 210 líneas, ya sea en uno o varios trabajos.
PRESENTACIÓN DE LAS OBRAS: Las obras se presentarán en hojas tamaño A4, por triplicado, mecanografiadas o PC, escritas por una sola de sus caras, firmadas con seudónimo.
DATOS DEL AUTOR: En un sobre pequeño, que irá junto con las obras, tendrá que incluir los siguientes datos: Nombre y Apellido, DNI, Dirección, E-mail y Teléfono.
ENVIOS:
55º Concurso Internacional de Poesía y Narrativa “HERMANANDO PALABRAS”
Lebensohn 239, (C.P. B 6000 BHE), Junín, Pcia. de BUENOS AIRES, ARGENTINA.
Las obras que resulten finalistas con “Mención de Honor”, quedarán seleccionadas para participar del Intercambio cultural con Cuba, Brasil, Colombia, España (con precios muy accesibles), que se realiza cada año, presentándose en distinguidos lugares.
Y tendrán la oportunidad de formar parte de la Antología cooperativa “HERMANANDO PALABRAS”, y de esta forma integrarán la final por los PRIMEROS PREMIOS que son:
1º PREMIO: Edición de LIBRO individual de 64 páginas, 100 ejemplares, Diploma y Trofeo, en poesía y narrativa. Incluye presentación en nuestros eventos, intercambios culturales y publicidad en nuestro stand.
2º PREMIO: Trofeo y Diploma.
3º, 4º y 5º PREMIO: Medalla y Diploma.
Se entregarán las Menciones Especiales que el jurado estime conveniente, recibirán Medalla y Diploma, el resto de los integrantes de la Antología recibirán Diploma y Medalla de “MENCIÓN DE HONOR”.
CEREMONIA DE PREMIACIÓN Y ENTREGA DE ANTOLOGÍAS: Se realizará en el mes de ABRIL de 2017, (salvo que surgieran imprevistos de fuerza mayor), en el Salón Sociedad Comercio e Industria de Junín (25 de Mayo 65) de nuestra ciudad, la ceremonia contará con diferentes exposiciones, etc. Luego, podrán compartir una cena, más detalles le serán informados cuando reciban la invitación especial para asistir a la Ceremonia. Los autores que no puedan asistir a la ceremonia, podrán solicitar el envío por correo en forma Contrareembolso.
RECEPCIÓN DE OBRAS: Las obras se pueden enviar hasta el 15 de DICIEMBRE de 2016 (inclusive). Se toma en cuenta la fecha del matasellos del correo.
JURADO: Estará integrado por personalidades del quehacer literario y su fallo será inapelable. El concurso no será declarado desierto. Los participantes toman conocimiento y aceptación de las bases del mismo. Cualquier cuestión no prevista será resuelta por el jurado.

Instituto Cultural Latinoamericano
Lebensohn 239 – C.P. B 6000 BHE- Junín-Buenos Aires-Argentina.
Tel. +54-0236-4423734- E-mail: iclatinoamericano@yahoo.com.ar
Blog: institutoculturallatinoamericano.blogspot.com.ar
Facebook: Instituto Cultural Latinoamericano

Nota:

He contactado por correo con su secretaria María Mercedes González y me ha confirmado que se puede participar por e mail,  pueden enviar las obras en un archivo de word con seudónimo,  y en otro archivo sus datos personales al siguiente correo: iclatinoamericano@yahoo.com.ar

 

Premio en Concurso de Décima para el poeta Argel Fernández Granado

Tomado de http://peglez.blogspot.com/

argel-fdez-foto-samuel-perdomo-copiar

Foto de Samuel Perdomo

Argel Fernández, Premio Kovalivker
Ala Décima está de fiesta

Ampliado de Trabajadores

El poeta Argel Fernández Granado (1963, Puerto Padre, Las Tunas; miembro del Grupo Ala Décima desde el 2006 y desde agosto del 2010 presidente de la filial provincial de nuestra agrupación en Las Tunas) acaba de merecer el codiciado Premio Cubapoesía Eduardo Kovalivker en la modalidad de décima escrita, por su libro La noche material, el cual será publicado próximamente por la Colección Sur, del Centro Cultural Cubapoesía, según la convocatoria de este certamen. El jurado, integrado por los reconocidos escritores Waldo Leyva Portal y Virgilio López Lemus, al valorar la obra laureada, significó entre otras virtudes “la brillantez en el uso de la décima endecasilábica, así como poseer alta valía lírica en su conjunto, mediante un preciso uso del idioma”.

Los evaluadores otorgaron además primera mención a Alexander Besú Guevara (1970, Niquero, Granma) por su cuaderno Catador del silencio, del cual destacaron “la eficacia creativa de un poeta en pleno dominio, el uso formal de la décima en diversos metros y variedades para obtener un alto contenido poético”. También concedieron menciones a Algunas profecías, de Marco Antonio Calderón Echemendía y Yanetsy Pino (Sancti Spíritus); Dios y la muerte, de Lorenzo Lunar (Villa Clara); La mancha tras la sien, de Ana Rosa Díaz Naranjo (Las Tunas); Las patrias del sueño, de Jorge Luis Arias Reina (Guáimaro, Camagüey; y Los silencios dejados, de Leidy González Amador (Villa Clara).

La entrega del Premio se realizará en febrero próximo durante la XXVI Feria Internacional del Libro de La Habana. Mientras tanto, aderezamos nuestro abrazo a los premiados, y en especial al hermano Argel, con una estrofa suya, del poema Díganme guajiro a mí:

Vivir es una porfía
de razón y sentimiento,
que en un viraje violento
de la ruta nos desvía.
Por esa extraña ironía
mi risa se hizo suspiro,
pero aquí estoy, no retiro
la palabra que ofrecí.
¡Díganme guajiro a mí,
que yo sí nací guajiro!

Argel es también narrador e investigador, Licenciado en Estudios Socioculturales, profesor de los talleres de repentismo infantil en su provincia, especialidad —la de poesía oral improvisada y música campesina— que atendió durante años en la Casa Iberoamericana de la Décima El Cucalambé, de donde pasó a desempeñarse como director del centro cultural Huellas. Actualmente atiende en la provincia todo lo referente a Casa de las Américas.

Por su obra en versos, ha recibido numerosos reconocimientos, entre ellos el Premio en el concurso nacional de décimas Francisco Pereira 2000, el premio de tema comunitario en el concurso nacional Ala Décima 2001 y el Primer premio del Concurso Iberoamericano de Décima escrita Villazul, en ese mismo año. Sus textos han sido recogidos en antologías y revistas nacionales y extranjeras. En nuestro sitio se han publicado los siguientes poemas de su autoría: Giros sobre los muros, Jarahueca (dedicado a Ada Elba Pérez), Muchacha de piel y muros, Fantasma, Trenes, Mutismo, Réquiem por el mendigo, Crepúsculo consciente, El viejo Aurelio y Discurso de la abeja, así como una décima inédita a la madre. Aproximaciones a su pensamiento poético pueden encontrarse en la entrevista que le realizara Carlos Téllez, y en un comentario sobre su libro Casi todo, la noche y lo demás. Otros acercamientos a su obra pueden apreciarse en la antología on line Arte poética, del poeta salvadoreño André Cruchaga.

OBSTÁCULOS EN EL CAMINO

Hace mucho tiempo, un rey colocó una gran roca obstaculizando un camino. Luego se escondió y miró para ver si alguien quitaba la enorme piedra.
Algunos simplemente la rodearon. Muchos culparon a la autoridad por no mantener los caminos despejados, pero ninguno de ellos hizo nada para sacar la piedra del camino.
Un vecino del pueblo que vivía en el sitio más descampado, pasaba por allí exhausto con un fardo de leña sobre sus hombros y la vio.
Se detuvo, luego se aproximó a ella, puso su carga en el piso trabajosamente y trató de mover la roca a un lado del camino.
Después de empujar y empujar hasta llegar a fatigarse mucho, con gran esfuerzo lo logró.
Mientras recogía su fardo de leña vio una pequeña bolsita en el suelo, justamente donde antes había estado la roca, la bolsita contenía muchas monedas de oro y una nota del mismo rey diciendo que el premio era para la persona que removiera la piedra como recompensa por despejar el camino.
El campesino aprendió ese día que cada obstáculo puede estar disfrazando una oportunidad, tanto para ayudar a los demás como para ayudarse a sí mismo.