LOS CIEGOS Y EL ELEFANTE

Cuenta la leyenda que hace mucho tiempo en la antigua India había un mercader que viajaba siempre con su elefante, que usaba tanto como medio de carga como arma para impresionar a sus enemigos.

Un día el mercader llegó a una ciudad donde solo vivían ciegos. Los habitantes desconfían de los desconocidos, y mandaron a seis jóvenes para que investigaran quién quería entrar en la ciudad. Los muchachos eran impacientes, y fueron corriendo uno tras otro para conocer al visitante.

El más rápido de los jóvenes fue el primero en llegar. Como iba corriendo, chocó contra el flanco del animal. Por el olor y el tacto notó que era un animal, pero cuando quiso medirlo, le pareció que no tenía fin. Volvió a la ciudad gritando: “¡Es un animal y a la vez es un muro!”.

El segundo en llegar se encontró con la trompa del elefante. El animal resopló y tras tocarlo un poquito, el muchacho regresó anunciando a todos que era una serpiente gigantesca.

El tercero de los chicos ciegos se topó con un colmillo. Sintió el marfil frío y afilado, y cuando volvió al pueblo de los ciegos contaba a todos que el animal era como una lanza.

El siguiente muchacho descubrió una de las patas traseras. Mientras la rodeaba con los brazos, el elefante, molesto, levantó su pierna para liberarse. El joven se apresuró por regresar y explicó a los demás que el animal era como el tronco de un árbol enorme, fuerte pero a la vez móvil.

El quinto explorador agarró al elefante por la cola, y se sorprendió de que sus compañeros se hubieran alborotado por tan poco. Es solo una vieja cuerda desgastada, contó a quien quería escucharle.

El último muchacho ciego alcanzó al animal cerca de la oreja. Sintió como los movimientos del elefante desplazaban grandes cantidades de aire. Persuadido de haber descubierto un animal parecido a un abanico gigante, volvió a la ciudad a compartir su versión.

Tras los chicos había salido un hombre mayor y experimentado. Encontró a los jóvenes cuando volvían excitados por sus descubrimientos. Llegó cerca del elefante, y tranquilamente le rodeó, tocándole por todos lados. Cuando hubo examinado completamente el animal, regresó lentamente a la ciudad, riéndose de las prisas de la juventud al tiempo que recordaba como el mismo había sido igual de impetuoso cuando era más joven.

Pero se rió aún más cuando regresó a la ciudad. Cada uno de los jóvenes había convencido parte de la población.

    Es un muro, decían unos.

    No, es una serpiente, respondían otros.

    Estáis equivocados, es una lanza, replicaban por otro lado.

    ¡Es un tronco!

    ¡Una vieja cuerda!

    ¡Un abanico!

El anciano no paraba de reírse al darse cuenta que, según parecía, él era el único que no sabía qué era el elefante.

Moraleja

Tómate el tiempo necesario para tener una visión completa de las cosas. Si por las prisas analizas solo una parte, tienes todas las papeletas para tomar decisiones equivocadas basadas en un diagnóstico equivocado.

Hazte tu propia opinión por experiencia personal. En el cuento, es mucho peor la postura de los seguidores de cada uno de los chicos ciegos que la que han tomado los muchachos. Aunque hayan errado en sus diagnósticos, los jóvenes al menos se han molestado en ir a averiguar. Los demás se han formado una opinión sin siquiera contrastarlo, a pesar de que hayan seis versiones distintas, todas basadas en la experiencia.

 

Anuncios

Odalys Leyva Rosabal

DÉCIMA AL FILO 2018, FUE UNA VERDADERA CLARINADA

(DEL 20 AL 23 DE JULIO EN GUÁIMARO, CAMAGUEY, CUBA)

 

Por Odalys Leyva Rosabal.

Presidenta del Comité Organizador.

El evento Décima al Filo, es la cita anual de los escritores, repentistas, tonadistas, investigadores, promotores y amigos de la décima ─estrofa poética nacional en Cuba─ con el protagonismo de la mujer creadora.

En el XIII encuentro Décima al Filo se juntó el pueblo amante de la décima con los escritores y artistas, fue un verdadero movimiento cultural, pues la afluencia de público permitió la interacción, tanto en las actividades realizadas dentro de las instituciones culturales como las comunitarias. La Galería de Arte y el Museo de Guáimaro recibieron los arpegios de la décima oral y escrita; la gala artística en el parque Constitución fue un disfrute para el público de diferentes edades, pues recibieron su influjo más de 400 personas. Un elenco compuesto por los escritores premio Cucalambé Diusmel Machado Estrada, Carlos Esquivel Guerra, Alexander Aguilar López, Odalys Leyva Rosabal y Domingo Peña, así como los repentistas Héctor Peláez y Nelson Lima, los tonadistas e intérpretes de música tradicional Marisol Guillama, Antonio Alberto Iznaga Morejón (El Jilguerito) y Yudit Cordero, acompañados por el grupo musical Rumores del Yaquimo y la narradora oral Mirtha Costa, ganaron repetidos aplausos.

Los espacios teóricos, las presentaciones de libros, y los recitales poéticos mostraron a un evento que continúa en ascenso, en este la décima escrita tiene el protagonismo y la décima oral como su contraparte ratifica a Guáimaro “Capital de la Décima Escrita por Mujeres”.

El Guateque Comunitario “La Décima si es mujer” con la intervención en el programa radial “Verano de Noche”, conducido por Aurora Nápoles Quiñones (trasmisión remota por la Emisora Radio Guáimaro durante cuatro horas) llevó a los oyentes del municipio todo lo ocurrido en este espacio de la calle San Miguel # 36 entre Irene Muñoz y Loma (frente a la casa de Odalys Leyva), donde se reunieron más de 500 personas.  Esto nos hace valorar que, si existe motivación en la literatura puede atraer multitudes. Los escritores invitados al encuentro Décima al Filo leyeron sus poemas y los artistas propiciaron el disfrute desde la cercanía con ese latir que hizo brotar luces con la música y la décima.

Esta edición dedicó sus homenajes principales a la escritora e investigadora y pedagoga tunera Maritza Batista Batista, y a los poetas improvisadores camagüeyanos Héctor Peláez y Nelson Lima, por sus aportes a la promoción y cultivo de la décima en Cuba.

El Foro literario “La Décima tiene la razón” propició la reflexión sobre situaciones que aún perturban el buen desarrollo en la creación decimística en la provincia, se abordó el tema de las peñas culturales, la necesidad de mantener el trabajo con los talleres infantiles de repentismo, la imperiosa necesidad de una Casa de la Décima en la provincia de Camagüey, espacio que serviría de encuentro para los poetas y a la vez para conservar el patrimonio inmaterial.

El grupo musical “Rumores del Yaquimo”, de Amancio, Las Tunas, interpretó varias tonadas, y lo sentimos como un revitalizador del Punto Cubano.

Desde el portal del Museo de Guáimaro, mirando al monumento dedicado a la patriota Ana Betancourt de Mora la mujer decimista levantó su voz, con un canto que trasciende y apuesta por el desarrollo cultural de Guáimaro, Cuna de la Constitución.

El sentir de Ana Betancourt de Mora y de Gertrudis Aguilera de Céspedes se hizo sentir con el nombre de patria, con la décima como elemento importante en la conformación de la cubanidad, esta vez con el influjo femenino que se viste de versos octosílabos y siente la identidad, la tradición, el patrimonio, y los revitaliza desde la creación y desde la Academia.

 

Guáimaro suave caudal,

mujer de lluvia y concierto

acorde de  grácil puerto,

la décima de ritual.

Guáimaro en el manantial

de rimas da su ovación,

qué sublime emanación

crece de tu algarabía

al ser ya sin utopía

guitarra, copla y canción.

 

Las mujeres se levantan

con el verso de bandera

sin hallar otra manera

desde sus luces imantan.

Mujeres que se agigantan

sin denotar un sigilo,

llega un pájaro intranquilo

vuela en su razón de ser;

la gloria de la mujer

versa con Décima al Filo.

 

26-07-2018.

 

 

 

Miguel Hernández

De su cuaderno El rayo que no cesa.

1

Un carnívoro cuchillo
de ala dulce y homicida
sostiene un vuelo y un brillo
alrededor de mi vida.

Rayo de metal crispado
fulgentemente caído,
picotea mi costado
y hace en él un triste nido.

Mi sien, florido balcón
de mis edades tempranas,
negra está, y mi corazón,
y mi corazón con canas.

Tal es la mala virtud
del rayo que me rodea,
que voy a mi juventud
como la luna a mi aldea.

Recojo con las pestañas
sal del alma y sal del ojo
y flores de telarañas
de mis tristezas recojo.

¿A dónde iré que no vaya
mi perdición a buscar?
Tu destino es de la playa
y mi vocación del mar.

Descansar de esta labor
de huracán, amor o infierno
no es posible, y el dolor
me hará a mi pesar eterno.

Pero al fin podré vencerte,
ave y rayo secular,
corazón, que de la muerte
nadie ha de hacerme dudar.

Sigue, pues, sigue cuchillo,
volando, hiriendo. Algún día
se pondrá el tiempo amarillo
sobre mi fotografía.

Agustín Serrano Santiesteban

DESDE UN ALMIAR PERDIDO EN LA DISTANCIA

Una ciudad puede amanecer a oscuras
en un día cualquiera de invierno
aunque los iracundos y los débiles
maldigan una y mil veces todos los símbolos
Una calle puede amanecer vacía
anegada por charcos de silencio
habitada tan sólo por las sombras
de un viejo campanario y sus estatuas
Un hombre puede amanecer con hambre
olvidar su cita con los sueños
y a la hora precisa abandonar
el último tren hacia la noche
Todo le es permitido a quien no tiene dios
al que con la sonrisa deshace los augurios
Yo voy tejiendo el sueño
de los que no regresan
Desde un almiar perdido en la distancia
voy acopiando el trigo para aquellos
que tarde o temprano han de llegar.

JESÚS ORTA RUIZ

LA FUGA DEL ÁNGEL

Adónde fuiste, ángel mío,
en la última travesura?
Tal vez quiso tu ternura
mudarse para el rocío.
Te fuiste como en el río
un pétalo de alelí;
y has dejado tras de tí
una estela de cariño,
recuerdo que, como un niño
sin cuerpo, va junto a mí.

Eres, pues, un niño abstracto
y vienes cuando te invoco,
vida intocable que toco
en una ilusión del tacto.
Te veo vivo y exacto
andando a mi alrededor,
y escucho tu voz –rumor
como de ala que se aleja–
¡qué zumbido sin abeja!
¡qué trino sin ruiseñor!

Es que estás, aunque no estás,
cual vuelo de mariposa
sin mariposa, cual rosa
de perfume nada más.
Te fuiste y conmigo vas,
aunque el mundo no te ve,
ni sabe como yo sé
que, diluido en la brisa,
aún vives, como sonrisa
sin boca, y paso sin pie.

Es todo lo que me queda
de tí: verdad sin verdad;
una como suavidad
de seda, pero sin seda;
aroma de rosaleda
sin más presencia que aroma;
donaire de la paloma,
pero no más que donaire;
niño pintado en el aire
hablándome sin idioma.

Una piedad de la muerte
hay en esto de mirarte
sin mirarte, y de palparte
sin palparte, ni tenerte;
pues evocarte, traerte
por la ruta de un clamor,
es endulzar el dolor
de la ausencia más glacial,
con un sabor de panal
que sólo fuera sabor.

DECIMA

Llovizna, está gris el cielo,
En el aire, qué humedad,
Como si en la inmensidad
Alguien cepillara hielo.
Hilo elástico de vuelo
Recoge la tarde fría
En la gris melancolía
De un parque viejo y tristón
Donde los pájaros son
Racimos de melodía.

Has vendido tu ilusión
sin ver que el amor castiga
al viviente que no siga
la ruta del corazón.
Pobre quien de su pasión
la corriente no desata,
y fríamente, y barata
vende su luz a las nieblas.
Ya te verás en tinieblas
bajo lámparas de plata.

 
Un día, el más triste día
de la más plomiza calma
cuando te busques el alma
te la encontrarás vacía.
Ya verás cómo te hastía
tu mentira de oropeles:
hallarás entre tus mieles
acíbar de pena muda
y te sentirás desnuda
envuelta en lujosas pieles.

ROBERTO MANZANO DIAZ

18

Voy a salir al mar, a partir atravesando las aguas
verdes de la orilla, las azules de lo alto, a entrar en lo
más abierto;

me laceran los muros, los muros, los muros, todos
los muros, los muros propios, los muros ajenos, la
letanía de los muros;

el hombre es un animal erigidor de muros, donde se
detiene cierra el aire en torno pidiendo escarapelas
y salvoconductos;

un hombre solo está entre sus muros íntimos,
cabeceando entre sus lindes, cercenándose las salidas
más amplias;

cuece sus habas silenciosamente sobre el borde ríspido
del muro, como quien descansa a gusto entre sus
monedas;

y el más próximo a éste yergue los suyos con sus
perímetros vigilantes, sus demarcaciones belicosas;
y dos juntos ya mampostean apresuradamente,
desarrollan sus instituciones magistrales, establecen
los acápites de la ley;

toman medidas de inmediato, que es la agrimensura de
los vencimientos, la ingeniería de los éxitos más rápidos;
debemos tomar medidas, así se dicen recíprocamente,
alentándose en el nacimiento brutal de los muros;

y asoman las varas y lazos, y las cartillas donde se
resuelve que los añadidos muevan unánimemente
los compases;

y ya en lo alto se ve al guardián gritando: Son las
doce, son las doce!, mientras los sustitutos aguardan
debajo;

y un aire metálico de convicción satura todos los
pulmones, dentro de la nueva parcelación establecida;
se sienten satisfechos de las siluetas creadas, de la
resolución para crear con urgencia unos contornos tan
nítidos;

y el mundo se explica bien, porque está sujeto a
válvula y plantilla, a émbolo que tiene su admisión
y su escape;

y el olor a muro lo invade todo, como una
contaminación que parece a todas luces indicar la
salud de la falsa firmeza;

y yo digo que todos los dedos son prensiles, pero
que cada uno tiene su genio y figura dentro de la
misma mano;

yo digo que nunca, y en ninguna parte, fueron signo
de expansión los yugos, aunque se encuentren bien
labrados;

debajo de los muros no nace la brujita ni el baobab,
ni puede sentarse el ojo asombrado a escribir
un madrigal;

no se puede disfrutar la grandeza de lo redimido, sino
padecer un plomo que se comporta como una losa
en el pecho;

por eso yo voy a salir, ya sin lindes, hacia la única
linde posible: esa que se permuta sucesiva en el
horizonte!

ALBERTO PERAZA CEBALLOS

alberto_peraza_ceballos2

Ml MADRE LAVA LA ROPA EN UNA FOTO

Tan blanca era la ropa de mi madre
que de solo mirarla se manchaba;
ella retaba al tiempo en la batea
viendo sangrar los dedos
mientras el agua lavaba sus males
y bajo los senos los ponía a secar.

Mi madre almidonaba la ropa
la rociaba
y se iba a planchar en el espacio
más noble de la casa;
allí estaban la radio y las novelas
por donde veía
pasar otro mundo
ajeno a sus rabias y dolores.

Cuando se fue, dejó de ser blanca la ropa
y perdimos la orientación dentro de la casa,
tanto, que aun nos cuesta trabajo encontrarnos
aunque haya pasado mucho tiempo y mi madre siga
mirándonos desde una gastada foto
que sigue nuestros pasos con la vista.

Odalys Leyva Rosabal

LA DÉCIMA ESCRITA POR MUJERES ES PARTE DEL MOVIMIENTO LITERARIO DE LA ISLA

Por MSc. Odalys Leyva Rosabal

Presidenta del grupo internacional Décima al Filo.  Miembro de la Uneac.

El grupo de mujeres decimistas, investigadoras y repentistas   “Décima al Filo” desde su surgimiento el 21 de mayo de 2002, ha tenido dentro de sus perspectivas el desarrollo cultural,  es un grupo que cultiva la décima en sus dos variantes: oral y escrita; pero las integrantes de este proyecto también cultivan otros géneros literarios: ensayo, novela y  cuento; en la poesía sus diversos estilos dígase verso libre, prosa poética, sonetos, etc.

Se consolidó en la localidad de Velasco; Holguín, fruto de la unión de creadoras guaimareñas y velazqueñas.  Ese mismo año tuvo su sede en Guáimaro, Camagüey hasta la actualidad. Guáimaro “Cuna de la Constitución de la Republica en Armas”, es además “La Capital de la Décima Escrita por Mujeres”.

Tiene más de 150 integrantes de Cuba, México, Chile, Venezuela, Uruguay, España, Estados Unidos y Puerto Rico, dentro de ellas poetas y directoras de revistas y centros culturales de varios países, que trabajan de manera unida, con el objetivo de promover a las integrantes del proyecto.

 La mujer de Guáimaro es una voz reconocida en el canto decimístico cubano, tanto por su creación como por la promoción a otras decimistas y el aglutinamiento con otros grupos cubanos.

Décima al Filo tiene una historia y ha acompañado a nuestro país en todos los movimientos culturales y sociales a través de estos años.

El estudio de la décima, como fórmula poética privilegiada e importante en la cultura nacional es parte de sus objetivos; y desde la academia el grupo va sosteniendo su ubicación dentro de la cultura nacional pues esta es considerada fundamento para la nación.

El Objetivo principal de este proyecto es revitalizar la décima, teniendo en cuenta nuestras raíces culturales. Demostrar que ambos sexos defienden, la estrofa que tanta luz recibió de los poetas del Siglo de Oro Español, que la hicieron brillar junto a las más altas voces peninsulares, luego Cristóbal Nápoles Fajardo la adornó con el verde de nuestra patria y José Fornaris, le dio el abrazo cálido cubano, para posteriormente resplandecer desde la voz sublime de Jesús Orta Ruiz, el Indio Naborí y de tantos creadores y creadoras a través del tiempo.

El cultivo de la décima escrita por mujeres es un fenómeno latente, y aunque se ha estudiado queda sin dar tratamiento desde una óptica científica, tanto a la estructura  de la obra, por el uso del encabalgamiento y el modo de escribir la décima en prosa poética, como por la elaboración de mensajes, epístolas, obras teatrales y la versificación, pues sus décimas pueden apuntar al modo tradicional con versos octosílabos  como también utilizan tetrasílabos, pentasílabos, hexasílabos, heptasílabos, eneasílabos, endecasílabos y combinación de diferentes metros. Sobre estos valores estilísticos y aportes a la décima escrita existe un vacío epistemológico.

La décima es parte importante de la identidad cubana, en ella se expresa, se conoce y se reconoce la vida de los campesinos y de los hombres del pueblo, sirve como elemento trasmisor de nuevas tendencias culturales, deja de ser solo el revestimiento del campo para enfocar temas diversos: la historia, la filosofía, la música, las artes plásticas, la danza, así como la crítica desde la semiótica y lo exegético. La estrofa es una manifestación del pueblo cubano, un pueblo con un sentido y una formación cultural diferente, que lo hace una sociedad distintiva.

Los creadores asumen la escritura en décima de forma tradicional o experimental, sin un prototipo establecido, ni una técnica de creación exclusiva, de momento rompen con lo determinado y ofrecen una obra nueva, heterogénea y múltiple, pero sigue reflejando la identidad cultural con una visión antropológica que lo hace discursar sobre el otro desde lo ontológico, partiendo de una decodificación, con la hermenéutica como paradigma.

No creamos que la décima escrita por mujeres en Cuba es un movimiento de rimadoras, aunque la estrofa no deja de servir para enamorar, las decimistas cubanas se interesan por la otredad y en su obra lo trasmiten: los problemas existenciales, el arte, el abordaje de los problemas sociales, el toque identitario que le han dado a la décima no solo en cantidad, sino también en calidad, de diversas generaciones, han influido en el logro que han obtenido, para que su sede sea considerada capital de la décima escrita por mujeres. Ellas asumen en su poética el análisis de la Cuba actual y dan sus aportes al desarrollo cultural cubano.

Se realizará el XIII evento Décima al Filo del 21 al 23 de julio en Guáimaro y estará dedicado a la investigadora Maritza Batista de Las Tunas y a los repentistas camagüeyanos Héctor Peláez y Nelson Lima de Camagüey.

La décima es un elemento de estrecha relación con las tradiciones cubanas, ello responde a momentos y circunstancias dados a lo largo y ancho del país que han transcurrido en diferentes espacios, los cuales han sido sustantivos para que la estrofa se difunda y permanezca en el quehacer cultural cubano y sin dudas Décima al Filo es parte de ese movimiento, porque tiene una dinámica de trabajo. El uso de un lenguaje tropológico agudo y ágil. Existe un discurso general donde se impone la mujer en los diferentes planos de la vida como creadora y como ser social

PARA MÁS INFORMACIÓN SE PUEDE CONTACTAR A:

Odalys Leyva Rosabal

Email: odalysleyva@pprincipe.cult.cu

Móvil: 54939106

 

Tertulia de la Filial Aladécima en Velasco.

La tertulia literaria de la Filial Aladécima en Velasco tuvo lugar el pasado sábado en el centro Cultural Félix Varona Sicilia de esta localidad holguinera.

Agustín Serrano, Presidente de la filial, aprovechó la ocasión para felicitar a la escritora Lisandra Tamayo, por su premio colateral Nicolás Guillén en el Concurso de Glosas Alrededor del Punto en la finalizada jornada cucalambeana de Las Tunas, quien muy entusiasmada con este logro compartió con los presentes su glosa “Estaciones” merecedora del lauro. También hubo palabras de elogio para el ganador del Concurso Cucalambé de décimas, el  poeta  Domigo Peña y para Yunior Fernández que acaba de ganar el Premio de décima en el Concurso Fundación de la Ciudad de Santa Clara.

Gilberto Cruz, Pucho, Padre de la décima en Velasco, dio lectura a unos de los capítulos de su novela en décima “Cuando la noche termina”, obra que posee 1500 espinelas y de la cual hablaremos en algún momento futuro.

También deleitaron con sus décimas y poemas los poetas Marcelo Leal, Miroslaba Pérez, Ana Rodríguez, Mirtha Pupo, Rubiceida Rojas, José Casañas y Agustín Serrano.

Dejamos algunas de las fotos tomadas durante la tertulia.

DSC04609.jpg

Rubiceida

DSC04611.jpg

Mirtha Pupo

DSC04616.jpg

José Casañas

DSC04619

Miroslaba

DSC04621

Marcelo

DSC04624.jpg

Ana Herminia

DSC04630

Gilberto

DSC04633

Lisandra Tamayo, ganadora del premio colateral Nicolás Guillen en el concurso de glosas.