Feliz 2019

Está por terminar el 2018 y en este mes mis ocupaciones no me han permitido publicar mucho en el blog. Por eso quiero agradecer a todas y todos los que visitaron estas páginas, a los que las visitarán en un futuro y en especial a los seguidores y seguidoras del blog, desearles un feliz fin de año y un próspero 2019, que sus sueños se cumplan, que siempre tengan una salud excelente y que luchen cada día por lo que quieren.

Un abrazo grande desde Velasco, Holguín, en Cuba.

Agustín

Anuncios

Orestes González Garayalde

Hermano, ojalá esta sea una de las formas de hacerte volver.

POEMA TRISTE

Amigos, si no vuelvo,

yo que soy así,

yo que corro el riesgo de no volver

por morir de mi hora,

siempre he sido un pobre ser encadenado

a la muerte, yo no recuerdo

un tiempo de ángel

en que fuera dueño, no fui dueño,

ni tengo paz,

soy hombre oscuro,

tengo el hambre que no sacian las constelaciones,

no conozco la piedra,

nunca vieron estos ojos una residencia,

me voy tan lejos,

me vuelvo una madera en Tokio,

en senegal,

un insecto en la noche anillada de saturno:

por eso, si no vuelvo,

háganme volver de alguna forma

a la luz sin color de los recuerdos.

Cuestión de identidad.


Por:
Milho Montenegro

Elizabeth Reinosa Aliaga (Granma, 1988) es una autora que ha venido ganando espacio dentro de las voces jóvenes que conforman el paisaje literario de la Isla. Ella —que afirma no haberse definido todavía como creadora— sondea/experimenta en varios géneros de la creación, los cuales abarcan la poesía (verso libre y décima), la narrativa, la literatura para niños y el periodismo cultural.

23 de Noviembre de 2018

Justamente esta experimentación es la que le ha permitido salirse de esas zonas que la propia autora ha dado en llamar “posiciones de comodidad que impiden la búsqueda y la sorpresa”. Y aunque el trabajo del escritor nunca lo ha percibido como un status de bienestar, no deja de sentir apego y ganas de seguir cultivando el oficio de la escritura, pues más que una necesidad, está convencida que es —sobre todo— una cuestión de identidad.

Entre otros reconocimientos, has recibido los premios de Décima Francisco Riverón Hernández 2015 y Ala Décima 2017. Más allá de eso, ¿qué le ofrece —desde lo escritural— esta arista de la poesía a la autora que eres?

La décima me ofrece caminos, como la poesía toda. Escribo décimas porque lo elegí. Un día decidí jugar con la estructura y vi que podía hacer con ella lo que yo quisiera, soñar un universo dentro de ese tejido, fluir junto a las palabras y ser sincera incluso detrás del antifaz. Disfruto mucho la poesía que me aporta motivaciones, obsesiones, posibilidades, la que me hace reflexionar. Me gusta salir de mi zona de confort, sin dramatismos, más bien con un sentido lúdico. Percibo la décima entonces como una inyección de adrenalina. Una montaña rusa tal vez. Todo el tiempo evito la montaña rusa “real”, por eso intento simularla en mis poemas.

Es conocido que en la mayoría de los concursos literarios premian mucho más la poesía de verso libre sobre la Décima. ¿Qué conjeturas al respecto?

Percibo una creencia errónea de que el verso libre siempre va a ser más novedoso —en lo que plantea— que la poesía rimada/con métrica. Por eso tal vez se premia mucho más el verso libre que a la décima, incluso se hace distinción y se separan en las bases de las convocatorias. Pero creo que no hay que abrumarse con esos hechos. El decimista o todo aquel que se acerca al ejercicio de la décima considero que lo hace por placer y/o ejercicio poético, más allá de premios y reconocimientos.

Algunos autores, críticos, e incluso lectores hablan de la necesidad/importancia de “defender” la Décima como forma de creación poética. ¿Consideras en alguna manera —digamos correcto o preciso—ese postulado de “defender” este perfil de la poesía?

Por dos razones no creo que la décima deba ser defendida. Primero: ¿defenderla de qué o de quién? Segundo: si la defiendo ¿la creo vulnerable? Hay muchos ejemplos de ejecuciones magistrales dentro de esta estructura. También opiniones encontradas con respecto a un estancamiento actual de la décima, pero no han existido hasta ahora estudios profundos que arrojen luces sobre este fenómeno. Del desconocimiento nace la incomprensión, el rechazo, pero también la victimización. Creo que hay mucha diversidad en la décima que se está escribiendo actualmente, mucho verdor, lo cual da garantías de continuidad. Las épocas doradas las va marcando el tiempo. En lo personal, admiro mucho a los decimistas que logran encauzar su voz poética dentro de la décima, salir de los lugares comunes no solo desde el punto de vista técnico (rima, métrica, partición de versos) sino también desde lo temático. Por eso, ante la policromía de la construcción y el ejercicio que se evidencia en la décima, hablar de la “defensa” de la misma me parece más ofensivo que el hecho de ignorarla.

En relación a tu cuaderno Striptease de la memoria (Editorial Montecallado, 2016) el crítico Virgilio López Lemus expresó [1]: “Entonces ‘ataca’ asuntos tan universales como la soledad, el temor, la infancia, el dolor, la muerte, la propia poesía (‘un cántico que murmuro’), difícil diálogo con la ‘esperanza’ (‘como plan de resistencia’), todo lo cual conduce al poemario a un entramado expresivo existencial, de un ‘yo’ sensible frente al mundo”. Al margen de eso, ¿ha sido —es— este libro lo que esperabas?

Cuando comienzo a escribir un libro, incluso cuando lo termino, no pienso en el destino que tendrá, ni siquiera lo sospecho. Casi siempre, en medio del proceso de edición o al tener el libro en mis manos, experimento una especie de pudor o miedo escénico. Con Striptease de la memoria me sucedió algo así, una sensación de indefensión frente al lector, pero lo que he recibido a cambio ha sido gratificante. A pesar de ese temor al público, nunca sentí el libro en desventaja por ser un cuaderno de décimas y la retroalimentación con los lectores ha sido lo mejor de todo. Incluso en la lectura de los colegas y las reseñas que han hecho de Striptease… he advertido respeto y empatía. Así que este libro ha tenido un feliz nacimiento.

Muchos de tus premios literarios están relacionados con la Décima. Partiendo de esta observación, ¿temes ser valorada/encasillada solo como “decimista”?

Realmente sí lo temo, pero es un temor positivo, ya que me ha permitido explorar otros géneros y caminos dentro de la propia estructura, porque las posiciones de comodidad impiden la búsqueda y la sorpresa.Pero creo que también es contraproducente pensar demasiado en lo que los demás piensan, si te encasillan o no, porque se va perdiendo la espontaneidad y ocurre que a veces termino renunciado a una parte de mí: si me piden poemas para una revista o antología envío siempretextos en verso libre, por lo cual en estos conjuntos no hay rastro de mi obra en décimas. Yo misma no he logrado definirme aun dentro de la creación poética y es porque estoy en ese proceso de aprendizaje constante y en esa búsqueda de la esencia individual. Entonces, no creo que se pueda encasillar a un poeta en formación. Queda mucho camino por delante y considero que es el tiempo el que debe hacer las valoraciones.   

Tu creación no permanece solo en el ámbito de la poesía, también acabas de publicar una novela para niños por la Editorial Sed de Belleza…

Las Seis en punto fue una alegría inesperada que me regaló Sed de Belleza en el 2017. En este libro recreo un universo que parte de la realidad: un barrio de Cauto Cristo, Granma, donde transcurrieron los años más felices de mi infancia.

Imagina a una niña bruja de la ciudad y a un niño (aprendiz de escritor) del campo. Ambos emprenden una travesía por Las Seis en punto el lugar donde se fusionan sus dos mundos. Una bruja despistada llamada Fredesvinda, Musíquiris, Ñogros y las vanidosas Muy Muy son algunos de los seres que protagonizan esta aventura. Creo que los niños pueden disfrutar mucho la novela. Pero en ella no van a encontrar muchos conflictos de moda, en ella no hay adultos calamitosos ni niños infelices.

Recientemente participaste en el Festival Internacional de Poesía José María Heredia 2018, en México…

El festival de Toluca fue un encuentro de voluntades: del Ayuntamiento de Toluca que apoyó financieramente el evento; de Jorge Contreras que fue el alma que hizo posible toda esa magia; de cada uno de los poetas que participamos —algunos cruzaron el Atlántico para asistir al encuentro—; pero también del público toluqueño que nos recibió con tanto cariño y abrió todas las puertas para que la poesía fuera posible. Yo disfruté enormemente la visita a las escuelas. Fui a una preparatoria y quedé sorprendida y encantada con el interés que mostraron los alumnos ante nuestra poesía.

El evento logró reunir a más de 150 poetas de una treintena de países y fue de un alto nivel poético, con una diversidad estética impresionante. Todos teníamos mucho interés de compartir poesía y amistad y eso se hizo evidente desde el primer día.

Creo que lo esencial de los festivales radica en la posibilidad de poner la obra al servicio de la gente y de establecer una sintonía entre los poetas que logre trascender las fronteras geográficas. En Toluca nacieron proyectos que comenzarán a dar frutos muy pronto.

¿Es cierto que trabajas en un proyecto de antología poética de tema amoroso y erótico, integrada por voces de autores jóvenes?

Cierto, Milho, y me siento muy feliz de haber emprendido esta aventura literaria. Ha sido un trabajo arduo, donde ha primado sobre todo el respeto hacia la obra de nuestros colegas. La antología pretende ser un breve muestrario/abanico de estéticas. Algunas voces más consagradas, otras incipientes, pero todas abordando la temática erótico–amorosa con mucha autenticidad. El trabajo de selección ha demorado casi tres años, pero creo que muy pronto el lector cubano y los autores reunidos tendrán en sus manos ese Temblor de luz (breve muestrario de poesía amorosa y erótica) 50 poetas jóvenes.

Desde tu experiencia como poeta y antóloga, ¿Qué esencias percibes o definen la hornada literaria que integran los poetas más emergentes?

Prefiero hablar de percepciones porque ellas dan margen a las profundizaciones y a las controversias —que me encantan. Creo que esas voces emergentes conforman una sintonía colorida, llena de matices, de intensidades. Advierto búsquedas muy diversas aunque también ciertas preocupaciones/tendencias hacia lo social y lo histórico que en ocasiones se me antoja recurrente. Pero es alentador saber que —en materia de poesía— lo que se publica no es lo único que existe, hay mucha poesía inédita pujando por salirse de ese canon temático. Creo que es un buen momento para mirar más hacia afuera, hacia el mundo. En este sentido las antologías poéticas entre varios países resultan mecanismos para conocer otras voces, otras realidades y perspectivas que sirven para nutrir y explorar nuevas posibilidades.

“Mi propia mano examina/ cada lesión,/ cada espina,/ mi propia mano golpea,/ me conduce a la marea,/ pero mi cuerpo retorna a la semilla”. Al leer estos versos de tu autoría pregunto, ¿por qué Elizabeth Reinosa regresa siempre al verso, a la poesía?

Milho, yo siempre tuve bien claro que quería ser escritora. Por lo general las niñas sueñan con ser maestras, enfermeras, actrices, cantantes y cuando crecen terminan siendo económicas, periodistas, arquitectas, diseñadoras. A mí también me sucedió eso en cierta medida, sabía que quería ser escritora y decidí estudiar Ingeniería en Ciencias Informáticas. Pero la satisfacción profesional es uno de los pilares de la felicidad. Después de muchos años decidí seguir el camino trazado desde el principio y aquí estoy, redefiniéndome. Nunca vi el oficio de escritor como una posición de comodidad, todo lo contrario: sabía que podía ser un estigma, una herida sangrante, pero detrás de esa angustia —a veces mezclada con cierto masoquismo—  había una alegría inmensa y un deseo de regresar siempre. No creo que sea cuestión de necesidad sino de identidad.

Notas

[1] Cfr: Atento a Elizabeth Reinosa Aliaga, Virgilio López Lemus. Cubaliteraria, Ediciones Digitales

Tomado de: http://uneac.org.cu/secciones-periodisticas/entrevistas/cuestion-de-identidad?fbclid=IwAR26VFYO_3UAiS93oS4Zn3s1A_AAmgXwEDOdisgv-EFRFIXFkcE-Be2BJhU

COLOQUIO IBEROAMERICANO DE LA DÉCIMA 2019


La Casa Iberoamericana de la Décima Juan Cristóbal Nápoles Fajardo, “El Cucalambé” y el Centro Iberoamericano de la Décima y el Verso Improvisado, en el aniversario 190 del natalicio de El Cucalambé, convocan al XXI Coloquio Iberoamericano: “Décima y Verso Improvisado”, que tendrá lugar en la ciudad de Las Tunas, durante la LII Jornada Cucalambeana, del 27 de junio al 1 de julio.
Temáticas:
• El verso improvisado y la décima escrita en las culturas latinoamericanas.
• El aporte de la décima escrita en Iberoamérica.
• Características comunes y rasgos distintivos en las culturas regionales de Iberoamérica.
• Influencia de la décima en otras manifestaciones artísticas (artes plásticas, teatro, artesanía popular, música, etc.).
• La poesía oral de la cultura en el mundo.
• Relaciones socioculturales a través de la décima y el verso improvisado en Iberoamérica.
• Aportes del punto cubano como valor identitario en el patrimonio inmaterial de la humanidad.
• Otras investigaciones sobre sociología de la cultura material y espiritual campesina en Iberoamérica.

0tros espacios:
Conferencias, comunicaciones y presentaciones de libros, de personalidades y estudiosos de la improvisación, la décima escrita y las tradiciones campesinas en Iberoamérica.

Bases:
 Podrán participar todos los interesados cubanos o extranjeros.
• Los trabajos tendrán como máximo 8 cuartillas, tamaño carta o A4, mecanografiadas a dos espacios por una sola cara.
• Cada ponencia debe entregarse al Comité Organizador, en original, acompañadas de su versión en soporte digital, para facilitar la publicación de las memorias.
• El tiempo de exposición no excederá los 15 minutos, incluida la utilización de medios audiovisuales. Debe realizar coordinación del medio a emplear con treinta días de antelación.
• Los trabajos deberán enviarse a:
Calle Colón No. 161 E/ Francisco Vega y Julián Santana.
Las Tunas, Cuba. CP 75 100
En caso de los extranjeros que deseen participar, pueden enviar las ponencias por e-mail a la siguiente dirección: cdecima@tunet.cult.cu
• El plazo de admisión vence el 30 de mayo de 2017 a las 5:00 p.m.
• El Comité de admisión seleccionará los trabajos que participarán en el Coloquio.
• La participación en el evento presupone la aceptación íntegra de estas bases.

Para mayor información consulte a:
– MSc. Ramón Batista López (Director CID) (53) 31 347380 cel. 53-52135268
– Lic. Leticia Fernández Sánchez (Coordinadora del evento). 53-54408563
– Luis Paz Esquivel (Director CIDVI) (53) 78375195 78375383
Email: cdecima@tunet.cult.cu1 hora · Amigos

Tomado de https://m.facebook.com/profile.php?id=100009379717040&fref=nf&refid=52&ft=qid.6636444364957355920%3Amf_story_key.4175381918973282910%3Atop_level_post_id.2271869083135727%3Acontent_owner_id_new.100009379717040%3Asrc.22%3Astory_location.5&tn=C-R

Tertulia Aladécima de Diciembre en Velasco.

Con un momento especial de recordación a los versos sencillos y a la presencia de la décima en la obra de José Martí, se desarrolló ayer en la mañana la tertulia de la filial del grupo Aladécima de Velasco en el Centro Cultural Félix Varona.

Yo te quiero, verso amigo,
Porque cuando siento el pecho
Ya muy cargado y deshecho,
Parto la carga contigo.

Un 13 de diciembre de 1890, José Martí, lee por primera vez sus Versos Sencillos, en una reunión con varios amigos.

Agustín Serrano presidente de la filial y conductor de la tertulia felicitó a los presentes por el Día del Trabajador de la Cultura y compartió varias décimas del apóstol una de ellas la que  Martí improvisara en una de las reuniones patrióticas de los clubes revolucionarios y donde se hacía un brindis por la independencia de Cuba, en la misma hubo quien alzó su copa con manzanilla, mientras Martí alzaba la suya con otro licor criollo y decía:

BRINDIS 

Para un cubano es mancilla

a falta de inteligencia

brindar por la independencia

con vino de manzanilla.

Manzanilla es de Castilla,

Castilla es tierra de España

la que nos oprime y daña

con infinita crueldad…

brindo por la libertad

con aguardiente de caña. 

En esta mañana compartieron sus textos los poetas José Casañas, Mirtha Pupo, Lisandra Tamayo, Lorenzo Infante, Marcelo Leal, Miroslaba Pérez y Agustín Serrano.

El poeta Marcelo Leal aprovechó la ocasión para reconocer la calidad de las glosas enviadas por los poetas velasqueños para una futura publicación en México y exhortó a los que no habían enviado sus textos.

Hubo recordatorio sobre concursos y actividades literarias vigentes donde destaca el Premio de la Ciudad de Holguín que convoca poesía e incluye la décima.

La fecha del próximo encuentro será el día 12 de enero de 2019 en el Centro Cultural Félix Varona.

CONVOCATORIA PREMIO DE LA CIUDAD 2019 EN HOLGUIN.

La Dirección Municipal de Cultura de Holguín convoca al Premio de la Ciudad 2019 en los géneros de Poesía (se incluye Décima) y Narrativa.
BASES.
1. Podrán participar todos los escritores residentes en el país, siempre que las obras presentadas no estén sometidas a dictamen de otro concurso o se encuentre en el plan de publicación de alguna editorial y cuyos autores no hayan obtenido este premio en la edición anterior en el género que concursa y el premio será indivisible.
2. Las obras deberán ser inéditas, escritas en letra Arial 12 a dos espacios,en original y dos copias, en formato A4.En poesía la extensión será de 60 a 80cuartillas y en narrativa de 80 a 100.
3. Las obras se identificarán con un seudónimo y en sobre aparte, cerrado,identificado con el mismo, se indicará el nombre y apellidos, dirección particular, centro de trabajo, número de de CI y los datos biográficos esenciales del concursante.
4. El jurado otorgará dos premios, uno en poesía, en el que se incluye dentro de este género la décima, y otro en narrativa, pudiendo ser un volumen de cuento o novela corta.El premio consiste en una replica del Cemi Baibrama,diploma acreditativo y 3000.00 m.n.. La Dirección Municipal de Cultura se responsabiliza con la gestión de publicación de las obras premiadas.
4. El plazo de admisión vence el 11 de enero del 2019 a las 2.00 p.m. y la obrapremiada se dará a conocer el 20 de enero en el acto de clausura de la Semana de la Cultura holguinera.
Las obras deben entregarse o remitirse a: Centro Cultural “Lalita Curbelo Barberán”, calle Frexes No.132 entre Narciso López y Cervantes. Holguín    C. P. 80100. Para mayor información podrá llamar a este centro por el teléfono 474345.
5. La participación en este concurso significa la total aceptación de sus bases

EL HOMBRE SABIO


Se cuenta que en el siglo pasado,un turista americano fue a la ciudad de El Cairo, Egipto, con la finalidad de visitar a un famoso sabio. El turista se sorprendió al ver que el sabio vivía en un cuartito muy simple y lleno de libros. Las únicas piezas de mobiliario eran una cama, una mesa y  un banco.

– ¿Dónde están sus muebles? preguntó el turista. Y el sabio, rápidamente, también preguntó: – Y dónde están          los suyos…?

– ¿Los míos?, se sorprendió el turista.¡Pero si  yo estoy aquí solamente de paso!

Yo también… concluyó el sabio. “La vida en la tierra es solamente temporal… sin embargo, algunos viven como si fueran a quedarse aquí eternamente y se olvidan de ser felices”.

“El valor de las cosas no está en el tiempo que duran, sino en la intensidad con que suceden.  Por eso existen momentos inolvidables, cosas inexplicables y personas incomparables.”

Y recuerda :

Dios no te preguntará qué modelo de auto usabas; te preguntará a cuánta gente llevaste.

Dios no te preguntará los metros cuadrados de tu casa; te preguntará cuánta gente recibiste en ella.

Dios no te preguntará la marca de la ropa en tu armario; te preguntará a cuántos ayudaste a vestirse.

Dios no te preguntará cuan alto era tu sueldo; te preguntará si vendiste tu conciencia para obtenerlo.

Dios no te preguntará cuál era tu título; te preguntará si hiciste tu trabajo con  lo mejor de tu capacidad.

Dios no te preguntará cuántos amigos tenías; te preguntará cuánta gente te consideraba su amigo.

Dios no te preguntará en qué vecindario vivías; te preguntará cómo tratabas a tus vecinos.

Dios no te preguntará el color de tu piel; te preguntará por la pureza de tu interior.

Salvemos lo que amamos, no luchemos contra lo que odiamos

Tomado de:https://planilandiablog.wordpress.com/2017/12/27/salvemos-lo-que-amamos-no-luchemos-contra-lo-que-odiamos/

Hace poco escuché esta frase en una película y se me coló dentro. Me di cuenta de la cantidad de veces que luchamos contra algo que aborrecemos, contra quien creemos odiar y nos desviamos del propósito verdadero. Alejarse del foco del amor nos acerca al miedo sin poder evitarlo, lo que odiamos es lo que tememos y la elección se materializa hacia el lado que menos deseamos. Y lo volvemos a elegir una y otra vez sin ser conscientes.

Siempre elegimos, siempre optamos, con más consciencia o con menos pero siempre nos decidimos por aquello que creemos necesitar, de acuerdo con lo que alcanzamos a ver.

Centrarse en la lucha es agotador, abrazar el odio es temer con todas nuestras fuerzas, nos limitamos, nos agarrotamos, nos encerramos en la más profunda oscuridad y no solemos desearlo, sin embargo lo elegimos sin parar.

Centrarse en el amor es liberador, salvar aquello que más apreciamos nos colma. Ahora bien, el apego puede esclavizarnos, esto ya no es amor puro, vuelve a vencer el miedo a perder. Salvar lo que amamos en el sentido de cuidarlo, mimarlo, no proteger aterrados por si lo perdemos, sólo dar, sólo amar.

Pero cuidado, que las trampas aparecen constantemente:

Si para salvar lo que amamos recurrimos a la competición, al ego, a esperar agradecimiento o recompensa, nos volvemos a desviar y nos orientamos a luchar contra lo que odiamos.

Si competimos, ¿contra quién luchamos?

Si el ego se apodera del objetivo, seguimos peleando contra aquello de nosotros que no aceptamos.

Si salvamos por una expectativa, ¿no estamos combatiendo contra la posibilidad de que esa esperanza no se satisfaga?

¿Y si perdemos? ¿Y si gana nuestro yo y no la imagen que deseamos preservar? ¿Y si no nos agradecen el esfuerzo por proteger lo amado o no se cumple aquello que pretendíamos en el fondo? Vuelve el miedo, el odio y la lucha.

Salvar lo amado, sin condiciones, sin apegos, sin expectativas, sin ansias, con amor.

Siempre eliges tú.