Ana María Fagundo

No tuve la oportunidad de conocer a Ana personalmente, ella estuvo por Holguín hace ya varios años y lamentablemente falleció en 2010, sí tuve la oportunidad de que se publicara en la revista Alaluz, de la cual fue directora y fundadora, uno de mis poemas, aún conservo esa revista con mucho cariño. Hoy he descubierto parte de su obra en internet y quiero regalar a los lectores del blog uno de sus textos.

Lo anhelado

Lo anhelado se deshace
en cuerdas de sombras,
en mohínas cascadas de tinieblas,
en bruma,
en canto tristemente inacabado.
Y no queda en los confines
ni polvo,
ni soplos,
ni puñados sonoros
con que trenzarse a los vientos.
Una mano inmensa de dejadez
agobia las horas,
las tiñe de carne de bruma,
las adelgaza,
lo cierne todo en lo espigado
del sueño.
Lo anhelado se deshace
en mantel de luz
sin frutos,
con manjares de siglos de cansancio.
Anuncios

Pedro Péglez González

Tomado de: https://decimacontexto.blogspot.com/2019/01/palabras-por-los-19.html

Palabras por los 19

En el XIX Encuentro Ala Décima

Pronunciadas por el poeta Pedro Péglez González, presidente del Grupo Ala Décima, en el XIX Encuentro Nacional Ala Décima, en la Peña Horizontes de Nuestra América, Alamar, La Habana del Este. Sábado 26 de enero del 2019.

Mira el fondo del abismo,
desprecia su podredumbre,
reanímate con la lumbre
de tu enérgica protesta
y sigue luego la cuesta
con la mirada en la cumbre!

Con este fragmento del poema en décimas Peñas arriba, de Rubén Martínez Villena, iniciamos el XIX Encuentro Nacional Ala Décima, que le rinde tributo en ocasión de cumplirse, el próximo 20 de diciembre, los 120 años de su nacimiento. El poema tuvo varias versiones, la primera de las cuales escribió en 1917, cuando apenas tenía 18 años, y reflejaron su lucha interna entre el desasosiego paralizante y la necesidad de hallar un sentido a su existencia, propia de la intelectualidad de la época que le tocó vivir, hasta que prefirió a la lucha por destino, de lo cual da fe esta estrofa, recogida en el bosquejo biográfico que escribió Raúl Roa, uno de sus compañeros de batalla, para la selección poética de Rubén, aparecida tras su muerte bajo el título La pupila insomne.

Acogidos esta vez por la Peña Horizontes de Nuestra América y su conductora, la destacada promotora cultural Gisela Ferrer Estiú, les damos a todos el abrazo de bienvenida a nuestra cita, a la que el Grupo Ala Décima, colectividad de escritores adscrita al Centro Iberoamericano de la Décima y el Verso Improvisado, del Ministerio de Cultura, arriba con la permanente convicción martiana y fidelista de la necesidad de la preservación y enaltecimiento de la cultura como expresión de nuestra identidad, en la cual ocupa un sitio de obligada referencia el complejo artístico-literario que es la poesía en estrofas de diez versos, uno de cuyos componentes, su expresión cantada, el punto cubano, dos años atrás fue declarado por la UNESCO Patrimonio Cultural Intangible de la Humanidad.

De este modo, además de festejar el aniversario 19 de nuestra agrupación, saludaremos la 28 edición de la Feria Internacional del Libro de nuestro país con la presentación del título Voces en off, de Rolando Ávalos Díaz, conjunto merecedor del Premio Ala Décima en la edición de nuestro certamen correspondiente al 2018.

Gracias a todos por la compañía, en particular a las instituciones que nos respaldan: el Centro Iberoamericano de la Décima y el Verso Improvisado, cuyo director, Luis Paz Esquivel, Papillo, nos pidió trasmitir su saludo y su disculpa por no estar presente a causa de compromisos de trabajo en provincia; el periódico Trabajadores, cuyo director Alberto Núñez Betancourt, diputado a la Asamblea Nacional, nos acompaña; el periódico Juventud Rebelde, representado por su Jefa del Departamento de Atención a Lectores, Sara Cotarelo; y la Casa Iberoamericana de la Décima El Cucalambé, de Las Tunas, que acaba de cumplir su primer cuarto de siglo.

Muy especialmente agradecemos a Dineya Vázquez, directora fundadora de la Biblioteca Tina Modotti, quien nos acompañó durante los 25 años de la peña semanal sede del Grupo Ala Décima, la cual declaramos culminada en agosto pasado, y a nuestro hermano Carlos Castro, miembro del Grupo Ala Décima, quien fue coordinador de aquel espacio y tras su conclusión fundó en octubre la Peña Tina Modotti con todo nuestro respaldo y de los creadores amigos de la Peña, entre ellos el joven trovador Diego Ulloa, quien celebra el tercer año de su tertulia La pipa de la paz, así como otros que sin ser propiamente decimistas han abrazado esta causa, como Gisela y su familia, Francy Bazurco, Fefita Prado y Sara Lado, que constituyen un verdadero comité de apoyo.

Abrazamos agradecidos a familiares de creadores desaparecidos físicamente cuyos nombres prestigian lauros de nuestro concurso: Wilfredo Sánchez y Yazmina Calcines, renacida en la tertulia que le rinde tributo cada mes, Los cinco sentidos, creada y conducida por su hermana, la poetisa y narradora Yamilet Calcines, aquí presente con su mamá, Migda Martínez.

Gracias también a los artistas de la plástica que nos respaldan en esta edición, entre ellos, Kamyl Bullaudy, José Luis Fariñas, Manuel Fernández Malagón y Ángel Silvestre, y nuestro agradecimiento a quien coordinó sus aportes, el crítico de arte Jorge Rivas, jefe de la redacción cultural del periódico Trabajadores y miembro del Grupo Ala Décima.

Como se ve, muchos son los nombres que rubrican estos empeños, y su relatoría implica siempre el riesgo de la omisión involuntaria. Ala Décima, lo decimos siempre, es solamente una más entre la decena de agrupaciones decimísticas del país, surgidas desde la variante escrita de la estrofa, a partir de ese emblemático Grupo Iberoamericano Espinel-Cucalambé fundado en febrero de 1993 en Puerto Padre por Renael González Batista. Desde aquí lo saludamos, y abrazamos a todas estas colectividades, aunque no podamos mencionarlas una a una. En su representación saludamos al Grupo Nacional de Escritores Rurales presidido por nuestro querido hermano Miguel Mariano Piñero, Premio Ala Décima 2013, Premio Iberoamericano Cucalambé 2014 y miembro de la filial del Grupo Ala Décima en la provincia de Las Tunas, quien después de cinco años de acompañarnos no ha podido esta vez estar presente por razones de trabajo.

Iguales abrazos al proyecto cultural comunitario Casa de la Décima Celestino García, de Pinar del Río, que cumplió en abril del 2018 sus diez años, y en esa misma provincia a la recién creada Casa Cultural Amauta; a la tertulia La décima es un árbol, de Santa Clara, que cumplió 11 abriles en septiembre; al Grupo Toda luz y toda mía, de Sancti Spíritus, que prepara para el próximo junio su séptimo festival y la premiación de su octavo concurso; al Grupo Iberoamericano Décima al filo, de mujeres devotas de la estrofa nacional, con sede en Guáimaro, Camagüey, cuyos quince festejamos todos en el 2017 y que celebrará este año su encuentro número 14 junto a la premiación de su duodécimo concurso; al joven evento A la décima va la vencida, en Bayamo, Granma, impulsado por la AHS con el respaldo de la filial del Grupo Ala Décima en esa provincia; y al novel Proyecto RolleX, de proyección poético-teatral-musical, que en su primer año de vida ha trascendido su cuna habanera para emprender acciones sumamente novedosas hacia el interior y el exterior del país.

Hacia adentro, hacia las filas de Ala Décima, abrazamos a todos nuestros miembros; en especial agradecemos su complicidad y respaldo operativo a los vicepresidentes Modesto Caballero, Karel Leyva y Luisa Oneida Landín, esta última al frente del jurado de la presente edición del concurso, junto a los noveles y ya reconocidos poetas Elizabeth Reinosa y Rolando Ávalos, ganadores, entre otros muchos lauros, del Premio Ala Décima en 2017 y 2018 respectivamente. Felicitamos y agradecemos al querido poeta y diseñador Isbel Díaz Torres, a quien debemos cada año las elegantes ediciones semimanufacturadas de los folletos del Premio Ala Décima; a nuestro hermano camagüeyano Alejandro González, por su adecuada atención a la página Facebook del sitio web Cuba Ala Décima; a nuestro hermano Arístides Valdés Guillermo, por sus desempeños en la atención a nuestra Biblioteca Ala Décima, concebida por él para la descarga gratuita de libros de interés decimístico en formato PDF, que ya suman 14 títulos. Arístides, además, en esta ocasión, donó mil pesos en moneda nacional para dotar en metálico, excepcionalmente, los premios principales del certamen. Otro abrazo enviamos a nuestra hermana ingeniera Belkis Amión, por su asistencia técnica al equipamiento de nuestro sitio web.

Abrazamos a nuestra filial en Las Tunas, a nuestra muy activa filial local en Velasco, provincia de Holguín, con su sistemática peña Yarey sonoro; y muy apretadamente a nuestra filial del municipio capitalino de San Miguel del Padrón, cuna de Naborí, que en septiembre premió la décima edición de su concurso de glosas a la obra de Jesús Orta Ruiz, padre espiritual de Ala Décima. Un abrazo fuerte para la más nueva de nuestras ramas, la Filial de Jesús del Monte, que agrupa a los decimistas de los municipios Diez de Octubre y Arroyo Naranjo y en abril cumplirá su primer año, encabezada por la poetisa Reyna Esperanza Cruz y con el apoyo invaluable de uno de nuestros profesores, Roberto Manzano, quienes animan la Tertulia de Literatura y Artes Plásticas desde la cual coordinan el trabajo de la referida Filial, el Taller de Poesía Cubana de Cordel y su colección de ediciones artesanales El Chayote.

Igual abrazo fuerte, fraterno y colectivo, a la amplia red de espacios conducidos en la capital por miembros y colaboradores de nuestra agrupación, como, por solo citar algunos, las tertulias La letra en rosa, que en mayo del 2018 cumplió diez años; Lira y verso, Más que palabras, Horizontes de Nuestra América, Sol Adentro, la Peña Indio Naborí, La pipa de la paz y Los cinco sentidos, que en este mes cumple su segundo año. A todos abrazamos.

Realizamos este XIX Encuentro pocas semanas después de festejar, como parte de nuestro pueblo, el aniversario 60 del triunfo de la Revolución Cubana, conducida por su Líder histórico, Fidel Castro Ruz, y a dos días de celebrar el aniversario 166 del natalicio de su autor intelectual José Martí, el más universal de todos los cubanos, una de las más altas voces líricas de la lengua hispana, autor, entre otras décimas, de aquella magistral que lleva por título A bordo. A él dedicamos estos empeños, y lo hacemos con versos del poema 19 de mayo, de Rubén Martínez Villena:

Esa fue tu bandera de sublimes colores;
pero tu otro deseo, ¿aquel ramo de flores
que forjara tu musa de inmortal soñador?
Acepta como un ramo el pobre canto mío,
donde la flor es verso y es lágrima el rocío
y el matiz es la rima y el perfume es amor.

Muchas gracias.

Miroslaba Pérez Dopaso

Hoy cumple 50 años esta poetisa velasqueña muy querida y talentosa, desde nuestra página le deseamos mucha salud, que viva muchos años y que nunca deje de escribir y compartir ese profundo y hermoso caudal de sentimientos que nos transmite en su poesía.

Compartimos dos poemas de su cuaderno Ceremonias en Ítaca

Miroslaba en tertulia Aladécima en el Centro Cultural de Velasco.

Copa de inicios

No hay migajas en mi actitud de ofrendas,

adjunto a tus manos la integridad de mi pan.

No me sirven medias divagaciones

si la intención es de absoluta palabra.

Es mucho el desarraigo y ya planté mi árbol.

A veces azota el viento su copa de inicios

y me inclina a pensar su desnudez,

pero estás ovacionando su cuerda de retoños

y de música le brota la esperanza.

Monólogo por el fuego

Elegí tonadas como recursos de alivios

 y el torrente abrasivo no se calma.

Ondula el arpegio en los sitios cardinales

gritando urgencia entre las aguas

que poco aletean en la pose febril.

Tal parece que el fuego se acumula

y no encuentra fuga en el sueño recurrente.

Hace falta tu energía promisoria,

un salto que agolpe

esta furia de loba en los espejos.

XII Concurso Literario “Décima al Filo”2019


El Grupo Décima al Filo (de mujeres decimistas, improvisadoras, tonadistas, investigadoras y promotoras de la décima), en coordinación con la Sección de Literatura de la Casa de Cultura “Luz Palomares García” y la Dirección Municipal de Cultura en la localidad cubana de Guáimaro, convocan al XII Concurso Literario “Décima al Filo” 2019. En la presente convocatoria, de alcance internacional, colaboran además instituciones amigas como el Frente de Afirmación Hispanista, A. C. (de México); el Grupo Ala Décima (con sede en La Habana), el Grupo Toda luz y toda mía (de Sancti Spíritus), el Proyecto Comunitario “La Ceiba en Flor” (de Velasco, Holguín), y la Vanguardia Artística de Guáimaro. El concurso se regirá por las siguientes BASES:

1.  Podrán participar todas las mujeres de cualquier nacionalidad que cultiven la décima, excepto la autora ganadora del Gran Premio en este concurso en el pasado año (2018).

2.  Las obras deberán ser inéditas, y presentarse escritas en idioma español. Cada autora podrá presentar una sola obra, la cual será un poema escrito en décimas, o un conjunto de poemas escritos en esa forma estrófica. El tema será libre. El poema o cuadernillo deberá tener un título. La extensión total de la obra tendrá un mínimo de 8 y un máximo de 15 estrofas.

3.  Las obras se presentarán en 3 ejemplares, bajo seudónimo. En un sobre sellado aparte, en cuya cubierta se consignarán el título de la obra y el seudónimo empleado, se ofrecerán los datos personales de la autora y sus formas de localización. Se podrán enviar también por correo electrónico a la dirección siguiente: odalysleyva@pprincipe.cult.cu , en cuyo caso se adjuntarán dos documentos: uno de ellos será la obra (con su título, firmada con seudónimo); y en el otro documento adjunto constarán los datos de la autora.

4.  Un jurado integrado por tres reconocidos cultivadores de la décima en Cuba, concederá los siguientes galardones, todos con su correspondiente diploma acreditativo:

·    Gran Premio “Décima al Filo”, a la obra de mayor calidad ideoestética, consistente en una obra de arte (cortesía del grupo musical “Rumores del Yáquimo”), y una colección de libros publicados por el Frente de Afirmación Hispanista, A.C. (de México), así como la invitación a realizar un recital poético en el Encuentro “Décima al Filo” 2020, con el correspondiente pago de oralidad (si la autora reside en Cuba). La obra premiada será publicada en la revista digital Guatiní y en la página Web Cuba Ala Décima.

·    Premio “Décima fiebre”, a la obra que con mayor sensibilidad y calidad literaria aborde el tema erótico; concedido por la Casa Iberoamericana de la Décima “El Cucalambé” y la Editorial Sanlope (ambas instituciones con sede en Las Tunas). Consistirá en una colección de libros publicados por Sanlope.

·    Premio “Toda luz y toda mía, concedido por el grupo decimístico homónimo (de Sancti Spíritus) a la obra de mayor calidad literaria cuyo discurso enfoque la figura femenina como protagonista. Consistirá en un pequeño lote de libros.

·    Premio “Ala Décima Joven”, otorgado por el grupo decimístico homónimo (con sede en La Habana) a la obra de mayor calidad literaria de una autora menor de treinta años de edad. Consistirá en un pequeño lote de libros y obsequio de arte.

·    Premio “Perros ladrándole a Dios”, concedido por el escritor Carlos Esquivel Guerra, a la obra que mejor revele las posibilidades de experimentación y renovación en el tratamiento formal e ideotemático de la estrofa. Consistirá en un pequeño lote de libros.

·    Premio “La Ceiba en Flor, concedido por el proyecto sociocultural homónimo (con sede en Velasco, Holguín), a la obra de mayor calidad literaria, de entre aquellas cuyo tratamiento formal de la estrofa conserve sus rasgos tradicionales más significativos. Consistirá en una pequeña colección de libros publicados por Ediciones Holguín y obsequio de arte.

·    Premio “Más allá del silencio”, concedido por el Grupo Décima al Filo a la obra de mayor calidad literaria presentada por una autora no cubana. Consistirá en una colección de libros de autores cubanos.

·    Premio “GNER-Arte” a la mejor obra de temática o ambiente rural, entregado por el Grupo Nacional de Escritores Rurales (con sede en San José de Colombia, Las Tunas). Consistirá en la publicación de la obra en forma de plegable (en cantidad de 50 ejemplares), editado por la Sección de Literatura de la Casa de Cultura de Guáimaro; además de un pequeño lote de libros.

·    Premio “Yo soy el punto cubano”, concedido por el proyecto sociocultural homónimo (con sede en Velasco, Holguín), a la obra de mayor calidad literaria, de entre aquellas cuyo discurso dignifique los auténticos valores nacionales de la cubanía, resaltando los elementos singulares de la historia y cultura del pueblo cubano. Consistirá en un pequeño lote de libros y obsequio de arte.

·    Premio “La Estrofa de Oro”, a la décima que por su belleza y originalidad destaque entre todas las que integran los conjuntos presentados. Esta estrofa será publicada por diferentes medios de difusión, y la Sección de Literatura de la Casa de Cultura de Guáimaro editará con ella un suelto literario para ser obsequiado a todos los invitados del Encuentro “Décima al Filo” correspondiente al año 2020 (la autora de la décima premiada recibirá 10 ejemplares del suelto literario como obsequio).

5.  El veredicto del jurado, que podrá incluir otras menciones y reconocimientos, tendrá carácter inapelable. Se hará público durante la celebración del XIV Encuentro “Décima al Filo”, evento que tendrá lugar en Guáimaro desde el 10 al 13 de abril de 2019.

6.  Los trabajos podrán enviarse por correo postal a la siguiente dirección:

XII Concurso Literario “Décima al Filo”

Calle San Miguel # 36, entre Irene Muñoz y Loma;

Guáimaro, Camagüey. Cuba. Código Postal: 72600.

7.  El plazo de admisión de las obras vence improrrogablemente el 15 de marzo de 2019.

8.  La participación en este concurso significa la aceptación de sus bases, cuya interpretación será facultad exclusiva del Comité Organizador del concurso. Para obtener cualquier información, aclarar dudas o realizar sugerencias, consúltese a Odalys Leyva Rosabal (presidenta del Comité Organizador), a través del correo electrónico: odalysleyva@pprincipe.cult.cu.

Comité Organizador/ En Guáimaro, enero de 2019.

Miguel Hernández

Tomado de: http://www.mundoescritura.com/noticias/noticias.php del 4 de diciembre de 2017.

Un poema inédito de Miguel Hernández.

En este Año de Miguel Hernández, cuando se cumplen 75 años de la muerte del poeta de Orihuela, y como aportación a la celebración de su obra, ha llegado el momento de sacar a la luz un poema que los descendientes de su hermana Elvira consideramos un tesoro celosamente guardado a lo largo de tres generaciones: un poema inédito que, como tantos otros a lo largo de su vida, Miguel Hernández regaló, esta vez a su hermana, mi abuela.

A raíz de la muerte accidental de su amigo Manolo, aguador de Orihuela, Miguel Hernández le dedica esta elegía. Como en muchas otras ocasiones, su primera lectora fue su hermana Elvira, cuya opinión siempre tenía en cuenta. La respuesta de Elvira fue que no publicara el poema, ya que al atribuir la responsabilidad última de la muerte a la “mezquindad” de su madre, acrecentaría el ya insoportable dolor causado por la muerte de un hijo. Después de una discusión, Miguel decide regalarle el poema, mecanografiado por él mismo, a su hermana para que lo guarde o, si así lo desea, lo destruya. Lógicamente lo conservó inédito hasta el final de sus días, con el deseo, que expresó en más de una ocasión, de que yo (su nieta mayor) me hiciera cargo de su publicación cuando ella hubiera muerto.

Elvira conservó este poema, al igual que las cartas y documentos de su hermano, hasta la fecha de su fallecimiento (en 1996), cuando pasan a manos de su hija mayor, Elvira Moreno Hernández, a quien años antes había confiado su custodia. De Elvira Moreno, mi madre, todo el archivo pasa a mi poder en el 2016, con el encargo tácito de que lo haga público en el momento oportuno. Ambas transmisiones se han realizado con el acuerdo tanto de las otras hijas vivas de Elvira Hernández, Rosa y Concha, como del resto de sus nietas y nietos.

El manuscrito no está fechado pero, a través de los datos obtenidos en la hemeroteca, podríamos situarlo en las primeras semanas de agosto de 1935. Los diarios La Verdad(7 de agosto de 1935), El Día(7 de agosto), La Libertad (6 de agosto) y El Luchador (5 de agosto) hacen referencia a la muerte de un aguador de nombre Manuel García Ortuño, alias Solajes, y natural de Orihuela, donde ejercía su oficio. No puedo asegurar que se trate de la misma persona, pero las coincidencias tanto en el nombre, como en el oficio o en la causa de la muerte, pueden hacer pensar con cierta seguridad que este Manuel García Ortuño, que murió ahogado el 4 de agosto de 1935, es el destinatario de la elegía.

Casi con toda seguridad, se trata de uno de los amigos de la calle de Arriba, donde Miguel Hernández vivió su infancia desde los cuatro años. El poeta muestra su dolor por el amigo muerto y la rabia por la injusticia de su muerte, a través de figuras y referencias utilizadas ya en sus poemas anteriores: el agua, la tierra, el yunque, el trueno, el arado, los dientes.

Las similitudes de esta elegía con la dedicada a Ramón Sijé, que Miguel Hernández escribiría pocos meses después –en enero de 1936–, tras la muerte de su amigo el 24 de diciembre de 1935, apoyan la fecha sugerida.

El poema comienza con un verso suelto que es la noticia de la muerte, que ha irrumpido en la juventud feliz de forma violenta. Recordemos la dedicatoria de la Elegía a Ramón Sijé, en la que el autor nos da, igualmente, la noticia del lugar y la causa de la muerte – “como del rayo”. Además de esta similitud en la forma, ambas elegías lloran la muerte de un amigo joven, inevitable en el caso de Sijé e innecesaria en el de Manolo.

La elegía a Manolo el aguador toma la forma más clásica –que ya había utilizado en sus elegías previas– de laudatorio del amigo desaparecido en segunda persona, y sólo en la última estrofa se muestra el autor en su dolor y su ofrenda de lágrimas, de su voz (su arma más valiosa) y una vez más, la tierra, para terminar con dos endecasílabos puramente elegíacos. Esta exposición de sus sentimientos avanza lo que será la expresión del dolor desgarrado en primera persona de la elegía a Ramón Sijé, que es un canto desesperado, en el que arremete contra la muerte que llegó “temprano” y a la que “no perdona” y que culmina con la esperanza irracional de que el amigo vuelva, pues les ha quedado pendiente “hablar de muchas cosas”.

Otra diferencia significativa es la figura de la novia, apasionadamente desesperada la del aguador y apenas sugerida la de Sijé. La novia de Manolo irrumpe en la primera estrofa torturando sus cabellos y llorando la pérdida de su hombre, fuerte y alegre, con cuyo jornal unió el suyo para costear la boda que ya no se celebrará; sin embargo, la de Sijé no se menciona hasta el decimocuarto terceto, disputándose su sangre con las abejas, aunque no debemos olvidar la elegía posterior dedicada a Josefina Fenoll (novia de Marín-Sijé), que “se ha quedado novia por casar”.

Miguel Hernández cultivó las formas clásicas, entre ellas la elegía; dedicó composiciones de este tipo a personajes públicos, a personas de su entorno inmediato y anónimo e incluso a algunos animales, quizá como un mero ejercicio poético. Pero la elegía a “Manolo, aguador ahogado” es la primera en la que la muerte le afecta personalmente y, en consecuencia, la primera con un tono íntimo, que muestra el dolor sincero y que camina hacia la culminación del género elegíaco en la dedicada a su “compañero del alma”.

A MI AMIGO MANOLO, AGUADOR AHOGADO

Por Miguel Hernández

A punto de casarte te has ahogado.
Y una mujer tortura sus cabellos,
echa de menos un timón de olmo,
llora un novio de yunques resistentes,
un corazón de campanario en fiesta,
derramando jornales por el suelo, que unisteis
para pagar el azahar y el hijo.
Y otra mujer, tu madre, tan mezquina
que te crió con hierbas y mendrugos,
gime y te insulta porque ha de pagar tu entierro.
Hoy tendrán sed tinajas y gargantas,
hoy huelgan por ti fuentes y aguadores,
carros y surtidores, con los brazos caídos.
Tu cuerpo estaba hecho de herramientas sonoras:
parecías compuesto de disparos,
tu voz llevaba un trueno de las riendas
y dos trillos tus pasos, tan potentes
que quedaban las huellas de tus pies
grabadas en las losas.
Tú y la chicharra, de la misma especie.
Cuando hacías equilibrios sobre un cuchillo en pie,
cuando sobre tu carro
de cántaros templando sus guitarrones de agua,
relampagueando el látigo mordías al borrico,
cuando te desplegabas sobre tu acordeón,
caía seducida una hortelana.
Tú y Rosendo, los mozos más fornidos, Manolo.
Tu dilatado tórax ocupaba la calle,
a tu sien hondamente negra de juventud
acudían las venas y el amor a manojos,
parecía que nunca te habías de morir,
parecías verdad, y eras mentira.
Viniste al mundo derribando sillas
y levantando arados con los dientes,
tu mano mejoró la del león
y resistió tu espalda la caída de un pino.
Gremio de relucientes puñaladas,
suavemente las aguas te han matado.
Cuatro aguadores de anudados brazos
te llevan con los pies para delante.
Cuenta con mi dolor, cuenta conmigo,
y con mi corazón, y con mi lengua,
cuenta con un puñado de lágrimas y tierra,
cosechero que fuiste del estrépito,
privilegio acabado de la vida.

Fuente:La Vanguardia

Agustín Labrada Aguilera

PRIMER POEMA DEL VIAJE

Errar en los códigos
que atravesaste soñando como ángel,
no justifica tu piedad por los años baldíos.

¿Cuántas veces al pie de la frontera
se hizo tu piel el doble que te habita?
Aquel deseo fue eclipsándose,
traicionado y traidor —como mal mercader—
que sólo obtuvo pérdidas y un hilo de misterio.

Andar por la llanura desolada
es una endurecida libertad,
y aunque no arribes a la entrada del templo,
vive la plenitud
que al levantarte ofrecen estos amaneceres.

No se deslizan tus pecados al fondo,
la salvación vuelve con la memoria
de los que morirán en tu recuerdo;
pero no reconozcas al marcharte
cuánto pudiste hacer y quedaste en lo oscuro,
pero no reconozcas haber perdido
si el paisaje no está vedado ante tus ojos.

Tertulia de la filial de Aladécima en enero.

Felix varona.JPG
Foto de Félix, tomada de Ecured.


La filial del grupo Aladécima en Velasco desarrolló el pasado sábado en la mañana su tertulia mensual, en el centro cultural Félix Varona Sicilia de esta localidad de la provincia holguinera.

En esta ocasión el poeta Agustín Serrano, presidente de la mencionada filial, compartió con los presentes aspectos relacionados con la vida y obra del poeta pinareño Alberto Peraza Ceballos y también décimas de su cuaderno Sobornos clandestinos y otras utopías, así como efemérides que recordaron a dos figuras imprescindibles de la cultura cubana: Raúl Ferrer, fallecido un día 12 de enero y Justo Vega, un 13 de enero, ambos en 1993.

En la cita leyeron sus textos los poetas Lisandra Tamayo, Mirtha Pupo, Ana Rodríguez y Agustín Serrano.

El espacio fue propicio para intercambiar sobre el quehacer decimístico en el territorio y para valorar propuestas de acciones con vistas a la jornada de la cultura velasqueña, por celebrarse en el mes de febrero.

Edilmaris Rondón, directora del centro cultural, anunció que la jornada en este año se le dedica al pintor Luis Velázquez Bauzá y al 92 aniversario del nacimiento de Félix Varona, benemérito de la cultura en Velasco, que dejara para la posteridad numerosos ejemplos de cómo promover la cultura y alcanzar resultados destacados desde un pequeño poblado del interior.

De la enciclopedia Ecured tomamos estas palabras sobre Félix: “El legado cultural y la presencia espiritual de Varona se encuentran incorporados a la realidad de la sociedad velasqueña, perceptibles en la Casa de Cultura que lleva su nombre, uno de los monumentos más importantes de la arquitectura cubana, y de reconocido valor a nivel nacional e internacional.

Compartimos algunas fotos de la tertulia.

Mirtha Pupo




Ana Rodríguez
Lisandra Tamayo

Feliz cumpleaños Kamyl

Hoy cumple años el artista velasqueño y buen amigo Kamyl Bullaudy, desde aquí le deseamos lo mejor, mucha salud y que cumpla muchos más.

Tomado de Ecured

Síntesis biográfica

Kamyl.jpeg

Nació el 7 de enero de 1962 en la provincia cubana de Holguín, en Velasco, municipio de Gibara. Desde pequeño se sintió fascinado por el teatro, debido a que su padre era actor y entre bambalinas veía los ensayos. A los nueve años comenzó a actuar. Como aficionado del teatro participó en dos festivales nacionales. En los 80 hace las pruebas para el curso para trabajadores en la Academia de Artes de San Alejandro y aprueba, como no tenía edad laboral, no le dieron la plaza.

Retorna a Velasco donde continua haciendo teatro, estudia en el Curso de profesores emergentes de artes plásticas y es seleccionado primer expediente de la provincia. Es Egresado del primer curso de instructores de arte emergentes. Después trabaja por diez años como profesor en la Casa de Cultura de Velasco. Empieza en la Escuela de Artes Plásticas de Holguín y se Gradúa en la Escuela Nacional de Arte de Las Tunas, en 1991.

Viaja a la Isla de la Juventud sin conocer a nadie y sin tener amistades, y se hace ceramista. se dedica hacer cerámica tradicional, sino a experimentar con metales, y cristales para piezas escultóricas.

Obra

En su obra es muy recurrente la iconografía martiana. Ha pintado más de dos mil Martí en distintos soportes, técnicas y tamaños y ha llegado a descodificar la imagen del Maestro, ha representado a Martí en más de 2 000 piezas.

Sus obras integran importantes colecciones privadas de Cuba y en otros países, como, Alemania, Canadá, España, Francia, Portugal, México, Ecuador, Líbano, Rumanía, Japón, Suiza, Martinica, Venezuela, Holanda, Rusia, Nueva Zelanda, Guadalupe, y Estados Unidos.

Forma parte del proyecto “Alas con puntas” desde el cual ha participado en importantes muestras colectivas dentro y fuera de Cuba. Sobresalen sus piezas “Es mi verso lo que ves”, “Yo soy Guayasamín”, “Chopin”, “la insurrecta” y “Largo y tortuoso camino”.

Varias instituciones poseen sus obras:

También sus obras de José Martí han sido adquiridas por personalidades como: Alicia Alonso, Cintio Vitier, Fina García Marruz, Armando Hart, Leo Brouwer, Alfredo Guevara, Abel Prieto, David Mateo, Arturo Montoto, Silvio Rodríguez, Pablo Milanés, Juan Formell, Harold Gramatges, Electo Silva, Roberto Fernández Retamar, Fidel Castro Ruz, Julio García Espinosa, Carilda Oliver Labra, Pedro Pablo Oliva, Carlos Lechuga, Carlos Manuel de Céspedes García – Menocal, Rafael Eras León, Felipe Petrich Calvo.

Exposiciones

Personales

Colectivas

Encuentros y ambientaciones

Premios y reconocimientos

EL ASTRÓNOMO

Tenía un astrónomo la costumbre de pasear todas las noches estudiando los astros. Un día que vagaba por las afueras de la ciudad, absorto en la contemplación del cielo, cayó inopinadamente en un pozo.

Estando lamentándose y dando voces, acertó a pasar
un hombre, que oyendo sus lamentos se le acercó para
saber su motivo; enterado de lo sucedido, dijo:

-¡Amigo mío! ¿quieres ver lo que hay en el cielo y
no ves lo que hay en la tierra?

Está bien mirar y conocer a nuestro alrededor, pero antes hay que saber dónde se está parado.