Cumple dos años la tertulia Aladécima en Velasco

DSC09117

El segundo cumpleaños de la tertulia Aladécima fue celebrado en el Centro Cultural Félix Varona Sicilia de Velasco, el pasado sábado en horas de la mañana.

Agustín Serrano, presidente de la filial en este territorio agradeció a todos los presentes, a todos y todas los que han participado en alguna ocasión en estos encuentros, recordó los antecedentes de la creación de la tertulia, su entrada como presidente del taller literario José Martí, las lecturas y debates en la casa de cultura después, la idea de fundar Yarey Sonoro y finalmente la concreción de la filial de Aladécima en Velasco y la tertulia del mismo nombre.

En estos dos años nunca se ha dejado de dar, incluso con serias inclemencias del tiempo, afirmo Agustín. El poeta destacó la calidad de los textos que se comparten, agregó que la tertulia ha sido un espacio de oportunidades para acercarnos a la literatura de distintas formas: presentaciones de libros, lecturas de poemas, convocatorias a concursos, información sobre publicaciones, novedades, consejos para escribir mejor, entre otras cosas.

Reconoció también Serrano el apoyo que recibe desde la dirección del grupo en La Habana, donde Péglez lleva a cabo una labor de divulgación que integra todos los grupos que defienden la décima en el territorio nacional. Pidió a los presentes que pensaran en las cosas que debemos cambiar, que debemos mejorar o que debemos incluir para perfeccionar el trabajo cultural desde la tertulia.

En este encuentro estuvo invitado el cantautor, Gilberto Cruz, hijo, y compartieron sus textos Mirtha Pupo, Rubiceida Rojas, Gilberto Cruz, Gilberto Fernández, Lisandra Tamayo, José Casañas y Agustín Serrano.

Agustín ofreció informaciones sobre el concurso de Poesía Religiosa en Holguín donde un poeta de San Felipe de Uñas, Eric Galvez, obtuvo una mención con un cuaderno de décimas, también se refirió a su reciente participación en el Evento Décima al Filo, al Premio La Ceiba en Flor alcanzado por Mirtha Pupo en el concurso literario de este evento y al tema de la décima humorística hecha por mujeres pues ya se está gestando una antología al respecto.

Compartimos algunas de las imágenes tomadas.

DSC09094

Gilberto Cruz hijo.

DSC09097

Rubiceida Rojas

DSC09098

Mirtha Pupo

DSC09101

Lisandra Tamayo

DSC09104

Gilberto Cruz (Pucho)

 

DSC09108

José Casañas

 

DSC09110

Gilberto Fernández

Anuncios

Pedro Péglez González

Tomado de: http://peglez.blogspot.com/2019/04/yunet-lopez-y-dos-decimas-guaimaro.html

Yunet López y dos décimas a Guáimaro, dedicadas a Wilmer y su rescate

La camagüeyana Guáimaro es nombrada con justicia Ciudad Constitución, pues allí nació nuestra primera Carta Magna: Ya estamos celebrando el 150 Aniversario de la Asamblea Constituyente de la República de Cuba en Armas

Aquella primera Asamblea Constituyente de la República de Cuba en Armas se celebró del 10 al 12 de abril de 1869, y un equipo del Sistema Informativo de la Televisión Cubana ha venido rescatando los pormenores de aquel acontecimiento, y también del hecho de que allí, muchos años después, se firmó también la Constitución de 1940, como expresión de la voluntad patriótica de dar continuidad jurídica al proceso revolucionario cubano. Ese equipo de la Televisión ha estado integrado por los colegas Yeter Palmero Ramallo y Wilmer Rodríguez Fernández, y la compañera en la vida de este último, la poetisa y también periodista Yunet López Ricardo, ha premiado su trabajo con décimas. Aquí, dos de ellas:

Amor, le tocas la piel
al tronco de los inicios,
firma de grandes patricios,
pasado en tinta y papel.
Agita Carlos Manuel
su bandera de pureza.
Pero tú allí, donde empieza
nuestra ley, sabrás contar
a historia que por narrar
debe tener esa mesa.

Me dices, amor, que un día
de ese viejo tinajón,
bebieron hombres que son
Padres de la tierra mía.
Más fresca el agua estaría
que un manantial estrenado,
si al fondo de ese sagrado
cuerpo que el tiempo lloviera,
queda agua para quien quiera
beber un poco el pasado.

Jesús Orta Ruíz

jesus_orta_ruiz

UNA PARTE CONSCIENTE DEL CREPÚSCULO

(Fragmento)
EI tiempo cae sobre nosotros, pero
no se siente caer mientras la vida
va ruidosa, embriagada, enloquecida,
como el andante que no ve el sendero.

EI tiempo cae sobre nosotros, pero
mientras hay una meta prometida
no se siente el gotear de su caída
ni consulta relojes el viajero.

Arrobados de sueños y paisaje
creemos infinito nuestro viaje,
pero ¡ay! El viaje es demasiado breve.

En vísperas del fin) viene la calma
y se siente caer — cernida nieve —
el tiempo gota a gota sobre el alma.

II
 
Yo no sé qué especial malabarismo
para cambiar el rostro hay en mi espejo;
sólo unos días de mirarme dejo,
vuelvo a mirarme … y ya no soy el mismo.

¿Dónde está mi otra cara? ¿De qué abismo
me vienen esta mueca, este entrecejo,
estos ojos marchitos … ? Soy reflejo
de no sé qué silente cataclismo.

¿Y este algodón añoso, esta blancura
de nube de la tarde en la negrura
de mi antigua cabeza? Es, simplemente,

el final de una ola que tropieza
y se rompe en la playa de la frente,
dejándonos espuma en la cabeza.

III

Estoy, con el paisaje cara a cara,
contemplando la tarde que agoniza.
Hay una estrella que espiritualiza
al horizonte, como si pensara.

Reina una sombra todavía clara.
El día es una terquedad rojiza.
¡Qué lenta rapidez en la plomiza
hora que de la noche me separa!

Todo se queda en un recogimiento:
los cálices, los pájaros, el viento,
la luz que sosegada se retira,

la yerba leve y el palmar mayúsculo,
y yo — la tarde que a la tarde mira —
soy la parte consciente del crepúsculo.

(De: Entre y perdone usted…, 1983)

Guáimaro con versos de abril

Tomado de:http://www.adelante.cu/index.php/es/cultura/57-artes-escenicas/16762-guaimaro-con-versos-de-abril

Por Yanetsy León González/Adelante 07 Abril 2019

CAMAGÜEY.- El XIV Encuentro Décima al Filo aglutinará a poetas cubanos desde el 11 y hasta el 14 de abril, como ofrenda al aniversario 150 de la Asamblea Constituyente de la República de Cuba en Armas, desarrollada en el Guáimaro de 1869.

También reciben la dedicatoria, las jóvenes en la creación y promoción de la décima en el país, en particular el grupo de mujeres decimistas, fundado hace 19 años y que ha generado proyectos y peñas literarias en diversas provincias.

Homenajes especiales merecerán Ana Rosa Díaz Naranjo y Carlos Tamayo Rodríguez, quienes podrán disfrutar, tanto como todos los participantes, del Conjunto Campesino Rumores del Yaquimo y Gustavo y su sonora Ticanma.

Acudirán escritores de La Habana, Sancti Spíritus, Holguín, Las Tunas y Camagüey, entre los cuales figuran Carlos Esquivel Guerra, Miguel Mariano Piñero, Alexander Aguilar, Diusmel Machado Estrada, Agustín Serrano Santiesteban, Pedro Peglez y Odalys Leyva Rosabal, galardonados con el Premio Cucalambé.

Décima al Filo convoca siempre desde Guáimaro, por razones históricas y enterezas contemporáneas para defender con arraigo la estrofa nacional de Cuba, y estimular redes creativas a lo largo de la Isla.

Odalys Leyva Rosabal, fundadora del encuentro, comentó a Adelante Digital: “Desde el siglo XIX hasta nuestros días, la décima escrita por mujeres en Guáimaro ofrece sus resonancias. Con la publicación de un libro de dietética en décimas escrito por Gertrudis Aguilera de Céspedes, nacida en Guáimaro en 1888. Las tierras guaimareñas han dado cobija y aliento a poetas de diversas generaciones. Este libro se tituló Alimentos y nutrición. En gráficas. Cantos populares. Asistencia Social y Atención a la manigua”.

Emerio Medina

image001

Hoy es el cumpleaños de Emerio, felicitaciones y mucha salud, para ese hermano escritor.

Comparto fragmentos sobre su vida y obra tomados de:https://www.monografias.com/trabajos97/biobibliografia-del-escritor-cubano-emerio-medina-pena/biobibliografia-del-escritor-cubano-emerio-medina-pena.shtml

Nace el 2 de abril de 1966 en Mayarí, hijo de Emerio Medina Ramírez, campesino y obrero industrial, y Virginia Peña Díaz, ama de casa. Es oriundo de la zona rural de Valle 2 perteneciente al Consejo Popular Chavaleta.

Desde pequeño mostró interés por los libros; diversas lecturas de autores cubanos y universales fueron creando en él una especial relación con la literatura. Cursó los primeros estudios en la Escuela Primaria Eraides de la Cruz Sánchez, en la zona de Franco. A los 12 años, por los resultados satisfactorios obtenidos en primaria, va a estudiar a la Escuela Vocacional José Martí en la ciudad de Holguín; luego retorna a Mayarí a cursar el Preuniversitario en el IPU Carlos Manuel de Céspedes.

Estudia Ingeniería Mecánica en el Instituto de Automóviles y Carreteras de Tashkent, Uzbekistán, antigua URSS y se gradúa en 1990.

Los cinco años de estancia en ese país centroasiático le permitieron apropiarse de una cultura nueva, rica en matices y lecturas. Esta etapa fue decisiva en su formación como lector consagrado.

A su regreso a Cuba se empleó como Ingeniero Mecánico en la Fábrica de Implementos Agrícolas de Cajimaya, en Mayarí, donde cumplió el servicio social. En 1995 comienza a trabajar en la Central Termoeléctrica Lidio Ramón Pérez, de Felton, donde ocupó los cargos de Técnico en Calderas, componentes y agregados y Jefe de Sección de Mantenimiento y Conservación. En 1997 se traslada a la OBE Mayarí, donde funge como Técnico en Explotación del transporte terrestre. En 1998 se traslada a La Habana y comienza a trabajar en el Contingente de la Construcción Desembarco del Granma, donde ocupa diferentes cargos: Técnico de Montaje Industrial, Jefe de Grupo técnico de Montaje y Jefe de Brigada de Montaje Industrial. En 2002, tras presentar problemas de salud, regresa a Mayarí y comienza a trabajar como Profesor de Inglés en el Politécnico Tte. Amado Estévez Bou (curso 2002-2003). En 2003 ingresa en la empresa del Níquel Comandante Pinares, de Nicaro, y participa en la construcción del Transportador de Minerales de Pinares como jefe de producción de dicha empresa, se desempeñó además como profesor de inglés del Curso de Nivelación en la Escuela Frank País García (curso 2004-2005), profesor de Cultura Política Pre-universitario Teniente Amado Estévez Bou (curso 2006-2007).

En el año 2006, después de la publicación de su primer libro y de haber ganado el Premio de la Ciudad y el Regino Boti, abandona la profesión de ingeniero y se dedica a escribir, desempeñando se como profesor del taller de técnicas narrativas (Mayarí, año 2008-2009).

En la década de 1990 realizó algunos intentos de escribir algo, pero lo abandonó por la falta de apoyo familiar. A mediados de 2003 comenzó a trabajar como profesor de inglés en un politécnico en Valle Dos y comenzó a escribir.

“A fines de 2003 ya había escrito algunas historias enrevesadas con un final imprevisto, que no tenían nada que ver con la literatura. En ese tiempo era una esponja y absorbía cualquier cosa. Ahí fue cuando choqué con Rulfo y fue algo definitivo. Un grupo de relatos cortos comenzó a delinearse con cierta claridad. “La propuesta” fue el primero que pudo exhibir alguna calidad literaria. Ese cuento en particular, me reveló una clave importante: uno puede sumar cualquier cosa a un personaje en tanto sea creíble y no aburra al lector. Después…, bueno, he escrito más de cien cuentos y sigo trabajando.”

En el año 2005 comenzó a trabajar en el Sectorial de Cultura como promotor cultural y su vinculación con este sector le posibilitó consolidarse como escritor además de vincularse con la vanguardia artística y literaria del territorio (UNEAC) en proyectos importantes para el desarrollo cultural de Mayarí.

En el año 2008 laboró en la Empresa Hermanos Toscano del MICONS en Varadero, Matanzas. Y en 2009 regresó a la Dirección Municipal de Cultura de Mayarí.

Trayectoria como escritor

Incursiona en la técnica de la narrativa, fundamentalmente en el género cuento. Aborda diversos temas de la realidad contemporánea cubana: la vida del cubano más simple, el amor, las traiciones, las esperanzas, el desamor de los seres humanos. Utiliza la realidad como soporte para construir historias fantásticas, pero también escribe historias existenciales que abordan conflictos que acechan al hombre moderno.

Sobre el oficio de escribir, confiesa que se requiere de una entrega total, no admite ni perdona desviaciones, exige trabajar duro y a tiempo completo, una búsqueda y una superación constante; escribir es muy difícil sobre todo en un medio totalmente agresivo como es el campo, aunque esto no impide realizarse y proporciona una satisfacción que no se compara con nada, al respecto señala:

“Escribir para adultos resulta relativamente fácil, sólo es necesario dejarse llevar por la historia y lograr un lenguaje adecuado. La escritura para niños es más compleja, exige un mayor respeto por leyes establecidas de antemano, por lo tanto resulta más difícil. Para un escritor de ficciones como yo, la necesidad de separar estas dos vertientes de la literatura obliga a una búsqueda mayor. Como escribo fantasías, tengo que desprenderme de la realidad para lograr algún resultado. Pero puedo moverme con facilidad en estos dos campos: uno sirve como referencia para el otro, de manera que las dos formas de narrar nunca se contraponen, sino que me sirven mutuamente de ayuda y soporte.”

Su espacio de creación es la terraza rústica de su casa, dedica de cuatro a cinco horas dos o tres veces por semana a trabajar. En una ocasión apuntó:

“Veo hoy en la literatura cubana una creciente necesidad de retornar a la fábula. Los textos de crónica social ya van pasando de moda. La impronta de la inmediatez en la escritura ha llevado a la narrativa cubana a abordar la realidad de manera demasiado objetiva, y yo creo que en la narrativa la realidad debe ser abordada con el extrañamiento necesario como para que una historia común se convierta en fábula. Diseñar mundos, recrearlos, establecer leyes propias que obliguen al lector a detenerse y reflexionar sobre el mundo propio: ese debe ser el camino. “

Desde el 2003 es miembro de taller literario municipal José María Heredia y es el más premiado de los escritores mayariceros.

Su obra trasciende los límites locales. Varias editoriales del país le han publicado sus libros: En el 2005 se publicó su primer libro: Plano secundario, por Ediciones Holguín. Está compuesto por nueves relatos donde prevalece el tema amoroso además de historias que abordan múltiples conflictos que acechan al hombre de hoy como la incomprensión, la soledad, las traiciones, las esperanzas; son historias microlocalizadas que se pueden adaptar a cualquier lugar donde existan seres humanos. Cuentos como Canción de Mayelín, El martillo y la Hoz y La llamada, forman parte del volumen.

Su segundo libro publicado fue Las formas de la Sangre (Editorial el Mar y la Montaña, Guantánamo, 2007). Incluye once historias que son el reflejo de variados conflictos que abruman al hombre moderno, específicamente al cubano de hoy: la pasión, el erotismo, la desesperanza, la rutina, la venganza e incluso la muerte son temas que se entretejen sugestivamente para mostrar relatos bien acabados donde se hace de la palabra la historia substancial. Entre los cuentos más gustados se encuentran La búsqueda, La novia, y La frazada. El cuento La certeza le ofrece al lector el uso preciso de la palabra para narrar la manera en que el hombre se fue identificando consigo mismo:

En el 2009, para bien de la literatura infantil, Ediciones Holguín le publica Sarubí, el preferido de la luna, Premio de la Ciudad. El autor narra la historia de un güije que se adentra en la más pura geografía para impedir que los malvados se roben la luna.

En 2009 la Editorial Oriente le publica El puente y el templo. Este libro está compuesto por nueve relatos llenos de conflictos vitales que atormentan a los seres humanos. La crueldad, la belleza, la pasión, son temas abordados por este autor a través de una prosa cuidadosa y flexible. El cuento que lleva el mismo nombre demuestra la solidez alcanzada por ese escritor:

Publica también ese mismo año el cuento Los días del juego de Emerio Medina y otros relatos, por la Editorial Letras Cubanas, La Habana, Premio Iberoamericano de cuento Julio Cortázar. Este galardón constituye, además, el Premio Internacional más importante que haya recibido un escritor holguinero. En este cuento el autor realiza con éxito una especie de viaje de regreso a las virtudes clásicas de la fábula, el arte de contar historias, y al mismo tiempo emulsiona con mucho vigor la experiencia sentimental del sujeto en un mundo lejano y a la vez cercano.

Emerio Medina Peña ha participado en varios eventos y concurso como jurado: en el Concurso Literario Provincial León de León, Concurso Literario Territorial Lengua de pájaro, en el Concurso Nacional Premio de la Ciudad de Holguín, Concurso Nacional Celestino de Cuentos. Ha participado en tres ocasiones en el evento cultural más importante que se desarrolla en Cuba: La Feria Internacional del libro de La Habana. Como parte del recorrido de la Feria en diversas provincias ha presentado sus libros: El puente y el templo, Sarubí, el preferido de la luna, y Los días del juego y otros relatos.

En 2011 le fue otorgado el Premio Casa de las Américas de cuento por la obra La bota sobre el toro muerto. El jurado al explicar su decisión argumentó:

“El libro constituye un conjunto de relatos autónomos, escritos con una prosa precisa y efectiva, que aborda temáticas que van desde un dramatismo contenido hasta una truculencia que nunca desborda la estética de contención y precisión que anima el punto de vista del narrador. Además, constituye un gran ejemplo de lo que el dominio del idioma y de las hablas populares puede lograr cuando se abordan con audacia temáticas, que lejos de ser convencionales, revelan mundos marginados en el marco de una sociedad en pleno proceso de cambios políticos y culturales”

La crítica especializada ha recibido con beneplácito los premios del creador Mayaricero.

Proyectos personales

A solicitud del gobierno municipal, realiza un amplio trabajo comunitario en ese municipio: desde Marzo de 2009 hasta la fecha ha realizado más de cien actividades comunitarias, siempre dirigidas a la promoción de la literatura.

En 2008 nace el proyecto Ecos del rio. El escritor confiesa que surge como una necesidad de crear un espacio donde los escritores o aspirantes a escritor reciban una inyección de las corrientes literarias más avanzadas. Esto no era posible lograrlo desde el taller Literario Municipal, fue una necesidad personal, pero luego descubrió que funcionaba para mucha gente. El objetivo del proyecto es lograr que los escritores accedan a puntos de vista modernos, a informaciones críticas, a formas novedosas de enfrentar la creación literaria y a determinada renovación que va ocurriendo fuera de las corrientes más formales. El proyecto auspicia un Concurso Provincial Anual de Narrativa, que se ha desarrollado en dos ediciones: 2008 y 2009.

Ha creado en Mayarí el Café literario de la UNEAC, que funciona con una frecuencia mensual.

La Peña de Emerio es un espacio que se creó con el objetivo de promover la literatura cubana contemporánea. Aquí se ha seguido su obra, se han promocionado todas las publicaciones encontrados en revistas, periódicos y sus libros. Además siempre se invita, como novedad literaria, un narrador de otra localidad. Han visitado la peña los narradores Alberto Guerra, Rafael Inza, Fidel Fidalgo, Alexander George, Víctor Hugo Pérez Gallo, Félix Cabrera, y los poetas Israel Domínguez, Reinaldo García Blanco, Ronel González, Rafael Vilches, Kiuder Yero, Niurka Valdés y otros.

Premios y Distinciones

  • Premio en el Concurso Provincial de literatura León de León, con el cuento Segunda cama abajo, Mayarí, 2003.
  • Premio en el Concurso literario territorial Lengua de pájaro con el cuento La fuga, Mayarí, 2003.
  • Premio en el Concurso Provincial de literatura León de León, con el cuento La mala suerte, Mayarí, 2004.
  • Premio en el Concurso literario territorial Lengua de pájaro, con el cuento La Certeza, Mayarí 2004.
  • Premio en el Encuentro Provincial de Talleres literarios, con el cuento El nombre, Holguín, 2004.
  • Premio en el Concurso literario El Narrador Calixteño con el cuento Nueva York, el mangle y el filo del hacha, Calixto García, 2004.
  • Premio de la Ciudad con el libro Rendez-vous nocturno para espacios abiertos, Holguín, 2006.
  • Premio a la mejor Opera Prima con el libro Plano secundario, Santiago de Cuba 2006.
  • Premio Regino Boti con el libro Las formas de la sangre, Guantánamo, 2006.
  • Premio del Concurso Nacional de cuentos Tristán de Jesús Medina, con el cuento La búsqueda, Bayamo 2006.
  • Mención en el Premio de la Ciudad con la novela infantil Viaje a la orilla de un cuento, Holguín, 2007.
  • Finalista en el Concurso Nacional de Cuentos de la Gaceta de Cuba con el cuento La perla, La Habana, 2007.
  • Premio de la Ciudad con la novela infantil Viaje a la orilla de un cuento, Holguín, 2008.
  • Premio del Concurso Iberoamericano de cuento Julio Cortázar con el cuento Los días del juego, Cuba, 2009.
  • Premio Luis Felipe Rodríguez de la UNEAC en cuento, con el libro Café bajo sombrillas junto al Sena
  • Premio Casa de Las Américas en cuento, por la obra La bota sobre el toro muerto, Cuba, 2010.
  • Premio Venga la esperanza-2011, que otorga la AHS en Holguín.
  • Premio de la Alianza Francesa 2013 por el libro La bota sobre el toro muerto.

En el año 2011 se realizó el primer panel acerca de la obra narrativa de Emerio, encuentros que se han vuelto a desarrollar en 2012 y 2013 en el Ateneo Cinematográfico y el Instituto Preuniversitario Vocacional de Ciencias Exactas José Martí de Holguín.

En 2011 viajó participó en la Feria Internacional del Libro de Centroamérica (FILCEN) que tuvo lugar en San Salvador donde presentó dos libros e impartió una conferencia, participó en el VI Encuentro Internacional de escritores de Maldonado (Uruguay) y en 2013 participó en la Feria Internacional del Libro Zicosur Antofagasta-Chile 2013 (FILZIC).

Los medios informativos cubanos lo seleccionaron como el escritor del año en 2011 y fue nominado para el Suceso Cultural del Año en la provincia de Holguín.

Accésit en “VIII Certamen Poético Internacional Rima Jotabé” en Valencia, España.

Acabo de enterarme que obtuve un accésit en este concurso. “VIII Certamen Poético Internacional Rima Jotabé”. en Valencia, España.En el pasado obtuve el segundo premio.

Este fue el poema reconconocido.

SOLO DE CORAZÓN CONTRA EL OLVIDO

No sabes, regresaron golondrinas
silenciosas y el parque en sus esquinas
tiene una luz extraña, arrobadora.
Hay un alud de trinos en la aurora
y la vetusta fuente rememora
su treno de cristal. Insinuadora
la brisa en el alero arropa un nido.
La soledad me envuelve en su gemido
de sombras inconclusas. No imaginas
como he resucitado en cada hora
desde el hades incierto del olvido.

 

Entrevista al joven poeta Reynaldo Zaldívar Osorio.

Revisando Facebook encontré esta entrevista a mi amigo Reynaldo, aprovecho para compartirla en este fin de semana.

Por Karla Gil Peña

Reynaldo-150x150

Conocer a jóvenes escritores de otras provincias siempre es motivo de alegría para nuestro proyecto, pero que llegue de improvisto al espacio ActivArte es una sorpresa.

Reynaldo Zaldívar Osorio, un joven escritor holguinero miembro de la AHS, visitó Guantánamo para participar en los Juegos Florales y Grafomanía fue de los primeros en disfrutar de su obra.

Reynaldo, ¿cómo surge tu interés por la literatura?

Desde los cuatro años mis padres hicieron de mí una “grabadora”. Y cuando digo “grabadora”, hablo en serio. Me leían unas décimas que escribía mi papá y yo tenía que aprenderlas. Seguro que había palabras que nunca entendí, pero cuando llegaba el momento las hablaba hasta dormido. ¡Aún recuerdo fácilmente muchos de aquellos textos!

No me gustaba leer y cuando lo hacía era en sílabas. Por lo que mi acercamiento a la literatura fue más oral que otra cosa. Tenía doce años cuando escribí mi primer texto. Una especie de poema acéfalo, mezcla de verso libre y décima. Una joven de ojos verdes que llegaría a ser mi novia solo doce años después fue su protagonista. Lamento que ni ella ni yo lo conservemos.

Mucho escribí a esas edades en que la mente empieza a despertar y dentro del pecho ladran inquietos los perros de la juventud. Un día comencé a buscar asesoramiento literario, tropezando con  una narradora que me animó a dedicarme a otra cosa. Aquello sirvió para reevaluar lo que hasta esos días hacía.

¿Cómo fue tu acercamiento a los talleres literarios?

Estaba mirando la tele cuando en el telecentro Gibaravisión anunciaron un concurso de poesía. “Es tu oportunidad”, dijeron mis amigos, y me lancé. Seguí el evento en directo por teléfono. No pude creer cuando, junto al premio de poesía, anunciaban mi nombre. Fue una noche de fiesta. Así llegué al taller que conducen en Gibara los escritores Eugenio González y Arsenio Valdés. Ellos me recibieron como si fuera un gibareño más. Luego, por indicación de Joaquín Osorio Carralero (Premio Nacional de Promoción de la Lectura), me hice aliado de Moisés Mayán y su taller Ángel Augier. Gracias a esta sucesión de trampolines pude llegar a alcanzar otros premios.

¿Cómo se siente pertenecer a la Asociación Hermanos Saíz? ¿Cómo ha contribuido a tu desarrollo literario?

Fue también en Gibara que conocí lo que en ese momento llamaba Acheese. Kmilo Noa, poeta y coordinador de célula por entonces, me ayudó a descubrir la organización. La Asociación Hermanos Saíz ha constituido para mí piedra de apoyo fundamental en la promoción y renovamiento de mi obra. He leído mis textos en casi todo el país, participado en eventos literarios y artísticos, conocido lugares y personas increíbles… y todo gracias a la AHS. Interactuar con otros jóvenes que comparten similares intereses a los míos me ayuda a crecer como escritor.

Cuéntanos qué te parecieron los Juegos Florales y la obra de los jóvenes escritores guantanameros.

Jajaja. ¡Fue de las mejores locuras de las que me he hecho cómplice! Encontré la convocatoria en Internet y, sin pensarlo dos veces, me fui para Guantánamo el mismo día que vencía, ¡y llegué a tiempo!

La idea de los Juegos Florales es estupenda. Muchos escritores noveles alcanzan un reconocimiento público en concursos como estos. Les premian,  se les aplaude, leen su obra en la radio. Esto, aunque parezca algo sin otro alcance que el municipal, es un estímulo que nuestro corazón pide a gritos. No es que vayamos a dejar de escribir si no hay premios. En definitiva, el autor es su mejor lector y crítico, pero encontrar conocedores del tema que le den valor a lo que hacemos da un estímulo enorme y, precisamente, en Guantánamo encontré eso: estímulo. Conocí a escritores  que son un ejemplo de lo que está haciendo la joven literatura cubana. Reineris Betancourt, por citar uno, quien alcanzó el primer lugar en la categoría juvenil. Si me permites usar un término común diré que Rey está escapa’o. Su poética es de la más fresca que he visto. Puedo mencionar otros nombres como Roberto Carlos Founier, Yecenia Ramírez y claro, el tuyo: Karla Gil, que no podría faltar cuando hablemos de literatura experimental y novedosa y, aunque los escritores  guantanameros son pocos en comparación con provincias como Holguín y Las Tunas, los que tiene son buenos.

Generalmente escribes poesía realista y contemporánea, en los que esbozas diferentes situaciones de la vida social, empleando juegos de palabras y acciones. El poema siempre inicia con una atmósfera, la cual se enrosca y muta en otras atmósferas e imágenes hasta asfixiar al lector, solo permitiéndole un suspiro al final, cuando desemboca en el mismo tema o situación planteada en los versos iniciales. ¿Qué te inspira a escribir poemas con lenguaje simple, símbolos e imágenes tan cotidianas como una casa, una pared rota, pero con temáticas tan profundas como la familia, el abandono, la soledad y el olvido? ¿Cuáles son tus referencias literarias?

Nací en un pueblito de provincia a seis kilómetros de Cayo Bariay (lugar por el que desembarcara Cristóbal Colón en 1492), en el seno de una familia obrera. Eso me ha llevado a procurar hacerme entender por ellos. Clive Staples Lewis dijo, “cualquier necio puede escribir en lenguaje erudito. La verdadera prueba es el lenguaje corriente”. Las Crónicas de Narnia son un ejemplo fehaciente de que este autor sabía de lo que hablaba. Imágenes como una casa, una vaca, un tren, pueden ser reproducidas fácilmente en la imaginación de todos y dar pie a razonamientos tan profundos como por qué estamos aquí. El problema no está en lo que decimos, sino en cómo lo decimos. Cada autor decide a que público desea llegar con su obra y hace mucho tiempo decidí hacerme entender por los menos favorecidos intelectualmente. Me deprimiría saber que mi poesía es consumida solo por poetas.

Publicar constituye un sueño para todo escritor y, supimos recientemente que el año próximo saldrá publicado por Ediciones La Luz tu primer libro en solitario. Háblanos de qué va.

Carne Roja es un sueño materializado. En él se unen textos que significan  piedras sobre las que levanto mi hogar. Un hogar que lleva años anhelando lo que Ediciones La luz hará próximamente con mis textos: darles una imagen y lanzarlos al mundo. Sobra decir que para cualquier autor cubano esta editorial es referente incondicional y necesaria.

De una manera sencilla, Carne Roja aborda temas tan profundos como la vida del cubano, sus luchas por santificar las costumbres, las posesiones, su hermosa locura. La imagen de la Vaca se transforma en eje central, muchas veces rallando el cómic, pero sin apartarse de su propósito: demostrar que no solo de carne vive el hombre. A veces la verdadera felicidad consiste en acostarse con Virginia, comerse a los amigos, ser una vaca…jajaja.

Las matrioskas son muñecas que en su interior esconden otras muñecas y, actualmente, estás preparando un nuevo proyecto de libro titulado, precisamente, Matrioska. ¿Cuál es la relación entre el título y el contenido?

El libro inicia con un texto titulado así, precisamente, el texto que obtuvo el segundo premio juvenil en los Juegos Florales de Guantánamo. El resto del libro no es más que la continuidad de este, siendo a la vez individuales. Los mismos protagonistas y la misma idea central en películas diferentes que no son otra cosa que una saga, una matrioska, un verdadero enredo que entenderá desde un cortador de cañas hasta un profe de literatura soviética.

¿Alguna vez has pensado en arriesgarte y escribir un libro de cuentos?

Pensarlo sí, pero de ahí a hacerlo…. No soy muy bueno contando historias, ni chistes sé hacer, y cuando escribo cuentos los hago muy breves. A veces de seis o siete palabras. Tengo miedo terminar cosas, por eso vivo empezando, tanto al escribir como al vivir. Tal vez por eso le temo a la narrativa. El poema me permite cierta libertad al respecto.

Con el auge de la tecnología digital y de los videojuegos, se piensa que el hábito de lectura en los jóvenes ha disminuido. Sin embargo, otros consideran que los jóvenes no han dejado de leer, sino que, simplemente, han cambiado la plataforma: de libro en soporte plano a libro digital o eBook. ¿Qué opinas al respecto? ¿Crees que la literatura cubana y las editoriales deberían insertarse más en el cibermundo para sumar otros lectores?

Es lo que te comentaba ahorita. Cada autor (y aquí podríamos agregar cada editorial) decide a qué público desea llegar con su obra, y el avance tecnológico es inevitable. Los jóvenes casi no acuden a las librerías. Creo que es una cosa de imagen. Se suele tener falso concepto de los lectores de libros: puntualitos los llaman en la escuela. Pero tener un equipo electrónico entre las manos resulta más contemporáneo, más ¿presentable? Y no es lo mismo traer un móvil en el bolsillo que unos libros en la mochila. Lo digo por mí, que nunca he leído un libro en casa. Suelo aprovechar las horas que se perderían de otra forma en las paradas y los viajes. Entonces también es cosa de comodidad.

Conozco de editoriales que están avanzando al respecto. Ediciones La luz ha publicado audiolibros y está haciendo las gestiones para que se le habilite una zona wifi y los lectores, desde la calle, puedan acceder a sus libros en formato electrónico. Me parece una idea loable… y necesaria.

Reynaldo Zaldívar Osorio (Holguín, 1993) Promotor cultural y miembro de la AHS. Ha publicado en Ámbito, La Luz, y en antologías de poesía como: El mundo en una Gota (Ediciones Rosa del Desierto. Mayorca 2016) y Mis versos son para ti (SandCrab Book, 2017. Alianza Literaria Cuba-Canadá) Premio en poesía (Gibara, 2015). Premio Armando Leyva 2016 (Décima). Mención en el concurso iberoamericano de la décima Espinel-Cucalambé. Tercer Premio Rosa del Desierto (Holguín-Mallorca, 2016). Segundo premio juvenil en los Juegos Florales de Guantánamo (2018). Su libro Carne Roja será publicado por Ediciones La Luz en 2019.

PLANES

Llevo dentro una ciudad perversa.
Yo quería llevar dentro una ciudad perversa.
Niños lanzando piedras y mujeres lanzando piedras.
Hombres y travestis lanzando piedras.
Una ciudad que está llena de niños y mujeres
y hombres y travestis
y piedras.

Yo quería comerme una vaca y sonreír.
Yo me comí una vaca y estuve quince años triste.

Llevo dentro una ciudad perversa
y el tatuaje de una vaca.
Yo quería llevar dentro una ciudad perversa.
Nunca planifiqué lo del tatuaje.

ERA NEGRA Y ESCRIBÍA NOVELAS

Virginia tenía los ojos grandes y hundidos sobre el rostro hundido.
Una tarde tocó a mi puerta y me dijo:
“John —ella siempre me decía John—
conocí a un tipo, le hice el amor
y tuve asco por primera vez de un hombre”.
Virginia y yo nos emborrachamos esa noche.
Seis años después regresó,
con unas maletas y un niño y me dijo:
“John —después de seis años aún me decía John—
este niño se te parece un poco”.

https://grafomania.cubava.cu/2018/10/15/la-verdadera-prueba-es-el-lenguaje-corriente/?fbclid=IwAR3cW2YuQb5l9hM7UnUcUfMkmshPnIErJgD_kmuK7LK3v3idC14LOCMDIoo#more-2647

Gustavo Adolfo Bécquer.

Qué mejor homenaje a la poesía que estos versos inmortales.
RIMA IV
No digáis que, agotado su tesoro,
de asuntos falta, enmudeció la lira;
podrá no haber poetas; pero siempre
habrá poesía.
Mientras las ondas de la luz al beso
palpiten encendidas,
mientras el sol las desgarradas nubes
de fuego y oro vista,
mientras el aire en su regazo lleve
perfumes y armonías,
mientras haya en el mundo primavera,
¡habrá poesía!
Mientras la ciencia a descubrir no alcance
las fuentes de la vida,
y en el mar o en el cielo haya un abismo
que al cálculo resista,
mientras la humanidad siempre avanzando
no sepa a dó camina,
mientras haya un misterio para el hombre,
¡habrá poesía!
Mientras se sienta que se ríe el alma,
sin que los labios rían;
mientras se llore, sin que el llanto acuda
a nublar la pupila;
mientras el corazón y la cabeza
batallando prosigan,
mientras haya esperanzas y recuerdos,
¡habrá poesía!
Mientras haya unos ojos que reflejen
los ojos que los miran,
mientras responda el labio suspirando
al labio que suspira,
mientras sentirse puedan en un beso
dos almas confundidas,
mientras exista una mujer hermosa,
¡habrá poesía!

Día de la Poesía 2019: ¿Por qué se celebra el 21 de marzo?

Tomado de: https://okdiario.com/curiosidades/dia-mundial-poesia-2019-que-celebra-21-marzo-3865660

Rosa 4

Cada año, como sucederá este también, el 21 de marzo, además de la entrada de la primavera, trae consigo el Día mundial de la Poesía 2019, donde se conmemora este maravilloso arte literario.

La iniciativa de consagrar un Día internacional a la poesía surgió en 1997 por parte del editor Antonio Pastor Bustamante, quien solicitó un 9 de abril de este año a la UNESCO que se celebrase una jornada destinada a promover este arte.

La UNESCO aceptó la solicitud y comunicó el éxito de la propuesta a su autor. Sin embargo, el día propuesto era el 23 de abril y, dado que esa misma jornada ya estaba consagrada al Día Internacional del Libro y los Derechos de Autor, el director de la institución, Federico Mayor Zaragoza, pidió que se buscase otra fecha que no coincidiera con una de tanta envergadura.

Tras consultar con varias instituciones, ONGs y asociaciones especializadas en este campo, se decidió que el 21 de marzo, fecha en la que arranca la primavera, estación muchas veces ensalzadas por poetas de todos los tiempos, podía ser una fecha excepcional.

Finalmente, con fecha de 1999, se instauró el 21 de marzo como Día Internacional de la Poesía, jornada que hoy cumple su 20 aniversario, y que nosotros queremos celebrar por todo lo alto.

El Día mundial de la Poesía 2019 pretende ensalzar los valores de la comunicación como manifestación de diversidad de diálogo. También aprovecha para ensalzar la libre circulación de ideas a través de las palabras, la innovación y la creatividad.

En este día, aprovechamos para, a través de actos y actividades, conmemorar la diversidad creativa, cuestionarse el uso de la palabra e interpretar la realidad por medio de la poesía.

El lenguaje poético es, sin duda, una faceta singular de este arte, pues constituye una maravillosa forma de diálogo entre culturas. Así que, ahora, se pretende apoyar la diversidad lingüística que, por medio de la expresión poética, encuentra una forma elevada de comunicación artística de preservación de las lenguas.

Además, un día como este promueve el fomento de la enseñanza de la poesía y la tradición oral del recital. Por eso se apoya a pequeñas editoriales que apuestan por este lenguaje creativo y atractivo, evitando que se considere como una forma de expresión anticuada. Se busca que el público lo perciba como una forma de expresión de ideas que puede transmitir valores y reafirmación de la identidad.

Con diez que se quieran, el miércoles 13

Tomado de: https://peglez.blogspot.com/2019/03/con-diez-que-se-quieran-el-miercoles-13.html

Con diez que se quieran, el miércoles 13

Dentro del Festival de la Prensa

Como parte de las acciones de la jornada por el Día de la Prensa Cubana, que se realizan en todo el país, en La Habana la Unión de Periodistas de Cuba ha convocado al Festival Prensa Pública, Prensa del Pueblo, un espacio para el intercambio directo entre las publicaciones y sus lectores, que se efectuará el miércoles 13 de marzo en el parque wi-fi de la heladería Coppelia, desde las 10 de la mañana y durante todo el día. Cada órgano de prensa llevará muestras de su quehacer, y entre las del periódico Trabajadores se prevé la presentación, a las 2 de la tarde, del libro Con diez que se quieran bien. Acercamientos a la actual décima escrita cubana (Editorial José Martí, 2017), una compilación de comentarios aparecidos en sus páginas, bajo la firma de Pedro Péglez González, acerca del proceso de revitalización de esa variante de la poesía en estrofas de diez versos. El volumen será presentado por la poetisa Luisa Oneida Landín, especialista de la librería Alma Mater y vicepresidenta del Grupo Ala Décima.